Viernes, 21 Julio, 2017

            

Dos penaltis condenan a un buen Granada que mereció más

En los últimos minutos pudo cambiar el sino del partido con la expulsión de Filipe Luis y el gol de Ighalo, pero los rojiblancos se quedaron a las puertas del empate

David Sánchez ~ @sir_deivid7 // Foto: Álex Cámara


image_print

No acompañó la suerte al conjunto nazarí en el día de hoy. Tras un partido serio, que el Granada dominó por fases, los dos penaltis señalados en contra hicieron inútil el gol del nigeriano Ighalo en las postrimerías del choque.

Arrancó el partido con un Granada muy valiente, jugando en campo contrario y manteniendo al Atlético muy atrás y muy junto. Los de Simeone permanecían replegados esperando las salidas a la contra, mientras que los rojiblancos no tenían ningún miedo a tocar la pelota y a tener la posesión y el control del choque.

No tardó el conjunto nazarí en llevar peligro a la meta de Courtois. Pasados los diez minutos, el Granada tuvo tres córners consecutivos, en los que Recio gozó de dos grandes ocasiones para abrir el marcador. En la primera de ellas Recio recibió solo en el segundo palo una dejada de Pereira y su disparo, que tocó en un defensa, se estrelló en la cruceta.

Se veía una cara muy seria de la escuadra entrenada por Lucas Alcaraz, con un especatcular Iturra en tareas defensivas, y la mejor versión de Ighalo, aguantando balón de espaldas a la defensa y presionando muy bien la salida de balón atlética. También destacó la visión de juego de Fran Rico, y el trabajo de Murillo y Foulquier para secar a Diego Costa. El peligro del Atlético de Madrid llegaba a balón parado, con los lanzamientos de Koke, aunque también disfrutó de una buena oportunidad Diego Costa con un cabezazo que Roberto atrapa tras una salida en falso.

El futurible jugador de la Selección la tenía constantemente tanto con Recio como con Murillo pero la zaga local conseguía mantenerlo a raya, hasta que -en el minuto 36- un derribo infantil de Mainz a Villa dentro del área nazarí fue señalado por González González como penalti. El hispano-brasileño fue el encargado de transformar la pena máxima, deshaciendo así el empate en la tabla de goleadores con Cristiano Ronaldo. Por si fuera poco, Adrián tuvo en sus botas el segundo, después de recibir solo en el área, aunque su definición se marchó fuera muy cerca del poste derecho de Roberto.

La reanudación planteó un partido mucho más loco, de ida y vuelta y con constantes contragolpes de ambos equipos, aunque Iturra y Murillo seguían mostrándose muy sólidos y continuaban anulando al mayor peligro colchonero, Diego Costa. Mención especial, aunque no de forma positiva, merecía Brahimi, que -un día más- exasperaba a la grada del Nuevo Los Cármenes con un juego excesivamente individualista sin resultados ni efectividad, lo que provocó la entrada de Buonanotte en su lugar.

El Granada intentaba recuperar el control del partido, pero el resultado y la ambición por remontar otorgaba más espacios y más posibilidad de salir a la contra al equipo de Simeone, que buscaba sin éxito a Diego Costa. Los locales se diluían poco a poco afectados por el esfuerzo realizado en la primera parte, y Alcaraz decidía introducir a Riki por Recio, en un cambio ofensivo y una declaración de intenciones. El Atlético llegaba más y con más peligro que en la primera mitad, pero los rojiblancos aguantaban la diferencia mínima en el marcador.

Sin embargo, el destino tenía otro revés preparado para el Granada, de nuevo en forma de penalti. Un contacto de Murillo a Villa en el área, que existió, pero que el ‘Guaje’ exageró, fue suficiente según el criterio del árbitro para volver a señalar los 11 metros. El propio Villa fue el lanzador y, en una ejecución muy parecida a la de Diego Costa, estableció el 0-2.

A partir de ahí, parecía que el encuentro estaba acabado, pero la expulsión de Filipe Luis en el minuto 90, y el gol de Ighalo en tiempo de descuento, tras un cabezazo certero a centro de Nyom, abrieron una puerta a la esperanza que fue insuficiente para lograr el empate en un partido en el que el Granada pudo obtener una mayor recompensa a su esfuerzo y buen juego.

FICHA TÉCNICA

Granada CF: Roberto, Nyom, Murillo, Mainz, Foulquier, Iturra, Recio (Riki, min. 67), Fran Rico, Pereira (El Arabi, min. 77), Brahimi (Buonanotte, min. 61), Ighalo

Atlético de Madrid: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Mario Suárez, Gabi, Koke, Adrián (Raúl García, min. 69), Villa (Tiago, min. 85), Diego Costa

Árbitro: José Luis González González (Colegio castellano-leonés). Expulsó por doble cartulina amarilla a Filipe Luis (min. 65 y 90). Amonestó a Juanfran (min. 34), Nyom (min. 45+1) y Murillo (min. 77)

Goles: 0-1, Diego Costa [p] (min. 37); 0-2, Villa [p] (min. 77); 1-2, Ighalo (min. 90)

Incidencias: partido correspondiente a la décimo primera jornada de Liga, disputado en el Nuevo Los Cármenes ante 16.125 espectadores (71,33 % de la capacidad total)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *