Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Dos goles para el recuerdo

Andreas y Lombán fueron los autores de los tantos que hicieron conseguir al Granada su primera victoria en esta liga

Lombán celebra el segundo gol ante el Sevilla | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

¡Por fin! Eso debieron pensar todos los jugadores del Granada tras finalizar el choque ante el Sevilla. Mientras, Alcaraz respiraba. El Granada se quitó un peso de encima en el mediodía de ayer, sábado. Es la primera victoria en esta liga, y el equipo va ganando especialmente en credibilidad, lo que puede traducirse en más alegrías en el futuro.

Todo triunfo tiene sus grandes protagonistas. En este caso fue todo el equipo, que lo bordó en lo colectivo. Sin embargo, si en alguien se tiene que personalizar el triunfo es en los goleadores, Andreas Pereira y David Lombán. Ya saben que sin gol no hay paraíso, y ellos permitieron sumar estos tres puntos con dos tantos para el recuerdo.

Andreas Pereira puso el 1-0 en el marcador e hizo estallar de júbilo al Nuevo Los Cármenes. El joven centrocampista cedido por el Manchester United está siendo de los jugadores más destacados y uno de los mejores fichajes realizados este verano. Fue titular con Jémez y lo es con Alcaraz. Ante el Sevilla retrasó un poco su posición para formar un especie de trivote junto a Samper y Uche, y el brasileño se benefició. Llegó más al área y lo hizo por el centro.

De una de estas llegadas logró su gol. El primero con la elástica nazarí. Tras una inmensa conducción de Uche, el joven Boga ‘partió’ a Rami e hizo el tradicional ‘pase de la muerte’. Allí, en el punto de penalti, estaba Andreas para empujar el balón a la red. Su celebración también fue para el recuerdo. El tanto fue dedicado al pueblo de Chapecó, que pasa por difíciles momentos tras la tragedia aérea que vivió el equipo de fútbol Chapecoense. #ForçaChape rezaba el mensaje que tenía en su camiseta interior. Lo emocionante y sensible de su acción no debió conmover al árbitro del choque, que le enseñó una absurda tarjeta amarilla.

El segundo gol, el que finalmente sería clave para llevarse la victoria, fue a cargo del capitán, David Lombán. El defensa central suma su segundo tanto esta temporada (ya marcó el empate ante el Deportivo). Llegó providencial el asturiano al segundo palo tras un saque de esquina. Y sí, es un tanto para el recuerdo porque permitió celebrar a toda la afición su primera alegría liguera. Dos victorias en apenas cuatro días. Quién lo diría hace una semana. La mirada ya está puesta en Málaga. Y que siga la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *