Lunes, 29 Mayo, 2017

Dos detenidos y desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda en Granada

Cuando los funcionarios policiales accedieron a la vivienda se encontraron con un perro de gran tamaño 'American Stanford', raza considerada peligrosa, utilizada habitualmente por los responsables de las plantaciones para proteger y dar seguridad

Plantación de marihuana en el interior de una vivienda | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Policía Nacional ha detenido a un hombre y a una mujer, de 36 y 29 años y sin antecedentes, como presuntos responsables de un ‘punto negro’ de cultivo y plantación a gran escala de marihuana, en el interior de una vivienda en el barrio de La Chana, en Granada capital.

Los hechos se desencadenaron cuando se recibió una llamada en la Sala del 091 informando de que se podría estar produciendo un robo en un inmueble, pues se escuchaban ruidos extraños. Personada en el lugar una dotación policial, la patrulla pudo comprobar que se trataba de una vivienda unifamiliar y del interior procedían ruidos, observando que una ventana había sido fracturada.

Los agentes comprobaron la existencia en la planta baja de la vivienda de una plantación a gran escala de ‘cannabis sativa’, sin que se encontrara nadie en su interior.

Se procedió entonces a la custodia de la vivienda y la comunicación al Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, quienes realizaron las gestiones de averiguación e identificación de los presuntos responsables del cultivo, informa la Policía en una nota.

Posteriormente y una vez realizadas determinadas gestiones, se procedió a la detención de la pareja como presuntos responsables.

Una vez solicitado mandamiento de entrada y registro a la autoridad judicial y tras la pertinente autorización, los policías localizaron sendas plantaciones de interior a gran escala, distribuida en dos habitaciones de la planta baja del inmueble, con 132 y 192 plantas respectivamente, todas ellas de una altura de unos 115 centímetros, junto con todo el utillaje eléctrico, de iluminación, ventilación y de productos fitosanitarios necesarios para su crecimiento.

Para la Policía, destacaba el avanzado estado de floración de las plantas con numerosos cogollos de gran tamaño en sus hojas, y que las dos plantaciones estaban enganchadas de manera ilegal la luz.

Cuando los funcionarios policiales accedieron a la vivienda se encontraron con un perro de gran tamaño ‘American Stanford’, raza considerada peligrosa, utilizada habitualmente por los responsables de las plantaciones para proteger y dar seguridad, y evitar así posibles robos de los cultivos.

Los detenidos fueron puestos posteriormente a disposición de la autoridad judicial de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *