Domingo, 20 Agosto, 2017

            

Doble reto hoy para el Granada CF

El conjunto de Joaquín Caparros se enfrentará al Córdoba CF en el Estadio Nuevo Los Cármenes e intentará conseguir una victoria que les dé un respiro y les adelante en la eliminatoria

Foto: archivo


image_print

El Granada CF no ha conseguido pasar la primera ronda de la Copa de su Majestad el Rey desde su retorno a la máxima categoría del fútbol español. Los locales intentarán ponerse por delante en la eliminatoria y romper la mala racha en la Copa, además de lograr una victoria que tan bien vendría para la moral nazarí, ya que un triunfo en la competición copera podría servir como balón de oxígeno para la dinámica negativa por la que también atraviesa la escuadra en la liga.

En estas tres campañas de Copa desde la vuelta del Granada a Primera, el equipo nazarí se enfrentó en su primer año tras el regreso a la Liga BBVA al Real Zaragoza. El Granada logró la victoria en la vuelta por 2-1 pero el resultado de la ida acabó siendo definitivo y los aragoneses hicieron valer el 1-0 que consiguieron en La Romareda.

El pasado año, los rojiblancos tuvieron que medirse en la primera ronda al Alcorcón. El partido de la ida en Santo Domingo invitaba al optimismo al conseguir un 0-2. Sin embargo, la vuelta se le atragantó al conjunto de Lucas Alcaraz en Los Cármenes, donde perdió en el tiempo reglamentario por el mismo resultado de la ida, lo que dejó el choque en manos de prórroga sin goles. Los madrileños consiguieron imponerse en los penaltis y pasaron a la siguiente ronda. Alcaraz salía tocado de esta competición y fue cuestionado por la alineación que propuso para este encuentro.

El Granada CF afronta este año, por segunda vez, una eliminatoria contra un equipo de la misma categoría, El Córdoba CF. El partido medirá a dos conjuntos que están luchando por no descender. Los rojiblancos se encuentran décimo sextos a dos puntos del descenso mientras que los verdiblancos están colistas, sin ninguna victoria, a tres puntos de la salvación.

Ambos conjuntos llegan necesitados de una victoria que les proporcione un cambio de miras y de moral, aunque la Copa podría ser un arma de doble filo, cuyo esfuerzo intersemanal podría mermar las fuerzas y apartarles del verdadero objetivo que es consolidarse en la zona de seguridad del torneo a la regularidad anual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *