Jueves, 24 de Enero de 2019

            

Doble duelo para el Covirán Granada

El conjunto rojinegro se enfrenta esta noche, a las 21:00 horas, al Leyma Coruña en un partido en el que también deberá batallar con el cansancio

Manu Rodríguez conduce el balón durante el partido ante el Força Lleida | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Pese a que solo han transcurrido cuatro días desde que el Covirán Granada consumase en Huesca su cuarta derrota de la temporada, el conjunto dirigido por Pablo Pin ya tiene ante sí un nuevo reto, y doble en esta ocasión. El cuadro rojinegro recibe esta noche, a partir de las nueve, al Leyma Coruña, un equipo tocado que quiere empezar a remontar el vuelo antes de que sea demasiado tarde, aunque el rival más duro al que los granadinos deberán hacer frente es su propio cansancio.

Así lo explicó Pablo Pin en su rueda de prensa previa al choque, en la que indicó que esta noche “jugamos dos partidos: uno contra Coruña y otro contra nosotros mismos”. Y es que las dos prórrogas disputadas el pasado viernes ante el Levitec Huesca aún pesan sobre sus pupilos, a quienes ya ha explicado que “nos tenemos que decir que no estamos cansados, que las piernas van a funcionar”.

De conseguirlo, mucho terreno habrán recorrido ya los rojinegros, que buscarán en casa el calor de su afición después de perder en Huesca un encuentro que fueron ganando durante buena parte. El electrónico reflejó finalmente un apretado 89-82 en contra del conjunto granadino que, sin embargo, logró mantener una plaza de playoff. En concreto, la última con un balance de cinco victorias y cuatro derrotas en los nueve encuentros que ha disputado.

Desde esta novena posición, los de Pablo Pin reciben a un Leyma Coruña cuyo objetivo, a priori, era terminar la temporada en la franja en la que se sitúa ahora el Covirán Granada. Sin embargo, una única victoria en lo que va de curso -cosechada en el partido inaugural- le ha llevado a ser el penúltimo de la LEB Oro, a dos victorias de salir de los puestos de descenso.

Su última derrota, la octava consecutiva, la sumó en su cancha, donde cosechó su única victoria hasta la fecha. El conjunto coruñés perdió por 72-76 ante el Melilla Baloncesto en un partido igualado en el que se llevaron los dos últimos parciales. Pero los de Gustavo Aranzana, igualmente mermados por lo ajustado del calendario, no tienen tiempo para lamentarse. Piensan ya en Granada, donde esperan dar el primer paso hacia su recuperación definitiva. El Palacio decidirá si empiezan a remontar o, por el contrario, el Covirán Granada continúa creciendo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.