Sábado, 21 enero, 2017

Discurso del PSOE en el pleno de constitución del Ayuntamiento de Granada



image_print

Señor alcalde; Señoras y señores corporativos de este Ayuntamiento.

Tomo la palabra en nombre del grupo municipal socialista, un equipo de hombres y mujeres responsables, preparados y preparadas, que asumen los resultados de esta votación conscientes del rol que vamos a jugar y con la cabeza muy alta por haber intentado hasta última hora un acuerdo de investidura y gobierno, no basado en nombres, ni en caprichos cosméticos que, como se ha visto, han quedado en simples juegos florales, sino en un proyecto político concreto, que descansa sobre soluciones concretas a problemas muy determinados de la ciudadanía.

Dicho esto, quiero felicitar al alcalde de Granada, quien, según parece, va a serlo durante unos meses, a pesar de que su socio de gobierno ni quería que lo fuese. Espero que, bien unos meses o bien 4 años, su gestión sepa atender a las necesidades de los granadinos y de las granadinas y resuelva los problemas que sus anteriores gobiernos han ocasionado. Sepa, en cualquier caso, que de la misma manera que ha sucedido en el mandato anterior, cada una de las iniciativas que traigamos a este salón, será una oferta clara para ejecutar una manera diferente de hacer política que coloque a la gente en el centro de la acción. Mucha suerte, alcalde. Su suerte será la de Granada.

A mis compañeros y compañeras del grupo municipal, especialmente a las dos personas que se unen a este viaje, darles las gracias por sumar en este proyecto que nada tiene de individual y tanto tiene de colectivo, un proyecto que no se queda en lo epidérmico y que ha profundizado como ningún otro en la realidad de Granada. Que nadie dude de que estos 8 concejales y concejalas van a seguir haciendo eso que mejor saben: dedicar todo su tiempo en la defensa del interés general y hacer una tarea honesta y transparente de la fiscalización de la acción de Gobierno.

A lo largo de estos días se está hablando mucho de eso que empiezan a denominar nueva política y que, en el caso de Granada se ha visto de manera muy fehaciente, que de nueva tiene poco. Esa denominada nueva política emanada de los resultados electorales del pasado 24 de mayo, ¿no apela a los valores perennes de la política de siempre a lo largo de la Historia? ¿Qué es la política si acaso más allá del pacto, del acuerdo, de la negociación, de las alianzas? ¿Por qué entonces llamamos nuevo a lo que ha sido siempre así? Porque quizás hemos desechado esos valores de siempre y hemos hecho de la política una maquinaria de mayorías que aplasta el debate.

Un ejemplo de lo que digo ha sido este salón de plenos durante 12 años larguísimos de imposiciones autoritarias y rodillo aplastante. Eso, ya no va a volver a ser así. Los 8 concejales y concejalas del PSOE sabemos que no va a ser así. Y estos 8 concejales y concejalas del PSOE harán todo lo posible para evidenciar que eso ya no es así. Por ese motivo, vamos a tender la mano siempre, en especial al resto de grupos que formamos el ala izquierda de este salón de plenos, para evidenciar que no es lo mismo estar en un lado o en otro, que no se defienden los mismos intereses en un lado o en el otro, que es necesario que esta ciudad experimente un cambio real y hacerlo frente a quienes nos dan más de lo mismo como única receta. Vamos a una política de cuerpo a cuerpo, de pacto a pacto, para construir la ciudad que realmente nos demanda la gente.

Nosotros y nosotras llegamos a este punto, y no lo hacemos con las manos vacías. Las tenemos cargadas de más experiencia, la acumulada durante 4 años de trabajo constante y compartido con toda la ciudadanía, a través de asambleas ciudadanas abiertas y foros de debate, también abiertos, que nos han permitido construir un modelo de ciudad compartido, consensuado y muy realista en relación a la situación de Granada y su gente.

Paso a paso, barrio a barrio, reunión a reunión, hemos ido configurando un plano real de la situación de la ciudad, detectando problemas que siempre han estado tapados por la acción de los anteriores equipos de Gobierno, y que sólo requerían algo de luz para que saltaran a la opinión pública. Así, este grupo municipal fue el primero en sentarse con los vecinos y vecinas del entorno del botellódromo,  quienes jamás encontraron en el Ayuntamiento una escucha atenta y solidaria ante su problema. 12 años después fueron escuchados por representantes municipales, y no fueron los hombres y mujeres del PP, sino los y las ediles de este grupo municipal.

Algo parecido ha pasado en otros puntos de la ciudad. Los vecinos y vecinas han ido entendiendo que el grupo municipal socialista es el vehículo más adecuado para la canalización de sus legítimas protestas. Así lo hicieron los del Violón o los de la calle Rector Marín Ocete, por ejemplo en el asunto de la LAC y los problemas generados por los intercambiadores; Así lo han entendido durante estos 4 años los vecinos y vecinas del Albaicín, que han sufrido como pocos los vaivenes de la política de Movilidad del anterior equipo de Gobierno; así lo han entendido los vecinos y vecinas de la Chana, que han reclamado la presencia de su alcalde en su marea amarilla que exige el soterramiento del AVE a su entrada a Granada por ese barrio, quedándose huérfanos y sin voz, salvo la que siempre les ha prestado este grupo.

De esta manera, el grupo municipal socialista ha ido construyendo su actividad política, siempre de la mano de la gente, sin perder de vista el otro encargo que, como grupo de la oposición hemos llevado a cabo con absoluta pulcritud, el de controlar y fiscalizar la acción del Gobierno. Sirva este dato como resumen: a lo largo del mandato anterior hemos presentado casi 800 solicitudes de información. Casi la mitad se quedaron sin responder.

Estos son parte de las credenciales que presentamos como grupo municipal socialista y que han avalado casi 30.000 granadinos con sus votos. A partir de ahora, tenemos otros 4 años por delante para seguir construyendo un modelo alternativo, creíble, transparente y participado para la ciudad de Granada; un modelo basado en dos documentos que serán los ejes de nuestra acción política y por cuyo cumplimiento pelearemos de manera denodada, porque pensamos que se trata de un conjunto de acciones que pueden mejorar la vida de los granadinos y las granadinas.

Dichos documentos son públicos. Desde el grupo municipal socialista hemos hablado mucho de transparencia durante el mandato anterior y hemos hecho de la transparencia un eje de trabajo. Así, tanto las 300 medidas que conformaron nuestro programa electoral, como el documento base sobre el que negociamos un posible acuerdo de gobierno con el resto de las fuerzas representadas en este salón de plenos, conforman la hoja de ruta que vamos a seguir en adelante para proponer un modelo de ciudad en el que creemos por ser el más necesario para resolver los problemas de la gente, porque así nos lo han dicho.

Por tanto, el grupo municipal socialista se propone trabajar desde hoy hasta mayo de 2019 en la siguiente dirección y sin abandonar el trabajo a pie de calle:

  • Trabajar para la inmediata reapertura de la biblioteca de Las Palomas, como símbolo además de la apuesta por una cultura descentralizada;
  • Trabajar para lograr que el Ministerio de Fomento soterre la entrada del AVE a Granada por la Chana, en las mismas condiciones existentes en otras ciudades como Málaga, Sevilla o Córdoba;
  • Una reforma integral del sistema de transporte público de la ciudad con un triple objetivo: acabar con los transbordos de la LAC; integrar la LAC en la red básica de autobuses públicos de la ciudad; hacer mucho más eficiente el transporte público de Granada, impidiendo que los vecinos y vecinas de los barrios queden aislados del centro de la capital y favoreciendo una mejor conectividad entre los distritos;
  • Una auditoría integral para conocer el estado real de las cuentas en tres áreas básicas: personal, urbanismo y economía.
  • Impulsar un conjunto de medidas que permitan al Ayuntamiento de Granada convertirse en un aliado básico para la creación de empleo en la ciudad y la reactivación de la economía local.
  • Impulsar los servicios sociales municipales impidiendo que se sigan produciendo recortes en este área. Lucharemos para que se recupere el servicio de teleasistencia domiciliaria para las personas mayores de Granada;
  • Impulsar una modificación del sistema fiscal de Granada y de las ordenanzas fiscales que permitan la recuperación del Principio de Justicia Fiscal Distributiva.
  • Trabajar para la recuperación de la capitalidad cultural de Andalucía. Granada ha perdido mucho terreno en este área en los últimos años y es necesario implicar a todas las administraciones competentes en este fin;
  • Eliminación del botellódromo y el impulso de políticas alternativas para el ocio juvenil y familiar en Granada;
  • Trabajar para no retroceder ni un paso en materia de Igualdad;
  • Impulsar medidas que permitan un cambio en el modelo urbanístico de Granada, dejando atrás los tiempos de la especulación y convirtiéndolo en un instrumento social y transparente;
  • Declarar a Granada municipio libre de desahucios.

 

Repito, estas son nuestras credenciales, y estas líneas son las que van a marcar el trabajo del grupo municipal socialista en este mandato. Quien quiera sumar a este proyecto será bienvenido. El escenario en el que nos movemos nos permite tener que hablar y dialogar continuamente para sacar adelante cualquier propuesta o iniciativa. Nuestra línea roja viene marcada por la Igualdad, por la solidaridad, por la Justicia Social. Sé que habrá mucha sensibilidad en este asunto con el resto de fuerzas que, en cualquier caso, debemos hacer un esfuerzo para arrinconar el sectarismo y poner en el nivel de la balanza el interés general de la ciudad. Sólo así conseguiremos progresar y avanzar en una ciudad mejor, más amable, más accesible, más igualitaria, más transparente y más participativa. Esa será la Granada por la que trabajaremos.

Muchas gracias.

 

 

       

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *