Sábado, 22 Julio, 2017

            

Diputación lanza la primera campaña de prevención de la violencia sexual en los entornos de ocio nocturno

El programa “No siempre es NO. Disfruta la noche desde el respeto” se inicia en agosto por la proliferación de ferias y fiestas populares en la provincia

Irene Justo en presentación de "No siempre es NO" | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

Bajo el lema “NO siempre es NO. Disfruta la noche desde el respeto” y al comienzo del festivo mes de agosto, el área de Igualdad y Juventud de la Diputación de Granada, en colaboración con los ayuntamientos de la provincia, ha programado una campaña de prevención y sensibilización sobre violencia sexual en los entornos de ocio nocturno y consumo de alcohol y drogas. El objetivo principal es que los jóvenes disfruten este verano de las fiestas en condiciones de igualdad y desde el respeto mutuo.

La campaña de la Diputación de Granada pretende que chicas y chicos disfruten de la fiesta y de la noche en condiciones de igualdad, prestando especial atención a la prevención de agresiones sexuales, desde comportamientos de respeto y apoyo. Para ello, en colaboración con los ayuntamientos de la provincia que deseen adherirse, se va a distribuir material divulgativo (banderolas, roll-up y folletos informativos) con el fin de que se sitúe en las zonas de entretenimiento nocturno de los municipios y se van a desarrollar talleres formativos para jóvenes.

A juicio de la diputada provincial de Igualdad y Juventud, Irene Justo, “erradicar la violencia sexual es posiblemente uno de los objetivos más urgentes en la lucha contra la violencia hacia las mujeres y, desde nuestra perspectiva, una de las principales claves para conseguirlo es el desarrollo de campañas de prevención eficientes, creativas y con recursos. En este sentido, algunos de los espacios en los que nos parece más necesario intervenir son los contextos de ocio nocturno y consumo de alcohol y otras drogas, donde siempre ha existido cierto tabú que no permitía hablar de agresiones sexuales”.

En este sentido, Justo ha señalado que “las campañas de prevención de la violencia sexual se han enfocado tradicionalmente en solicitar a las mujeres que cambien su conducta para evitar ser acosadas. Ahora, se pretende, por un lado, situar la responsabilidad de la violencia sexual en aquellos que deciden acosar sexualmente a las mujeres, y por otro, en apelar a la colectividad, dada la permisividad social que tiene este tipo de agresiones”.

La tarea de sensibilización recoge dos ideas principales: la primera destinada a los posibles agresores, donde se les recuerda que “NO siempre es NO” y que es fundamental vivir el ocio desde el respeto; una segunda idea pretende implicar al entorno social y familiar de las posibles víctimas. Estas dos ideas se reflejan en los folletos y carteles mediante mensajes tales como:”Ser plasta o baboso NO es ligar, es agredir” o ”NO toleres las agresiones sexistas y actúa”. Los folletos tipifican las situaciones habituales de violencia o intimidación sexual: obligar a mantener relaciones sexuales o a tenerlas sin condón; tocar el culo o agobiar, a pesar de decir o escuchar un “déjame en paz”; y aprovecharse del uso o el abuso del alcohol o de alguna droga para cometer una agresión sexual. Los folletos recomiendan en caso de sufrir una agresión o ser testigo de la misma llamar al teléfono 016 de asistencia para mujeres víctima de violencia de género o al de emergencias 112.
Estudio de la Fundación Salud y Comunidad (Febrero 2016)

La diputada provincial de Igualdad y Juventud ha hecho referencia a un reciente estudio de la Fundación Salud y Comunidad, que constata que la violencia sexual en el ocio nocturno es uno de los principales riesgos de las mujeres; siendo necesario visibilizarlo y prevenirlo. El estudio ha detectado que en los primeros niveles de agresión tanto mujeres como hombres no hablan de violencia sexual.

“La cosificación de la mujer como señuelo, los comentarios sexuales y tocamientos no consentidos, los acorralamientos o la idea de tener derecho sobre la mujer por la simple razón de que ella ha aceptado una copa, son achacados al propio juego del flirteo, del ocio nocturno; es decir, no se suele hablar de violencia sexual hasta llegar a los niveles de agresión y violación, tanto en condiciones de sumisión física por consumo, como sin uso previo de sustancias”, dice el estudio.

Dicho estudio apunta que en el propio encuadre del ocio nocturno existe una normalización del acoso, y que esto hace crecer el margen de tolerancia respecto a la violencia sexual entre los y las jóvenes en los espacios de ocio. También se señala que existe una culpabilización generalizada de la mujer, a la que se tiende a responsabilizar de aquello que le pueda ocurrir en el caso de haber consumido.

La campaña “NO siempre es NO” promovida por la Diputación de Granada se suma a otras iniciativas similares, a nivel nacional e internacional, que luchan contra las agresiones sexuales en periodos festivos y en los entornos de ocio nocturno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *