Viernes, 20 enero, 2017

Diputación emprende una “reestructuración” de su equipo de gobierno para una mayor “operatividad”

Con la finalidad de optimizar tanto sus recursos humanos como sus próximas actuaciones en beneficio de la provincia

E.P.


image_print

La Diputación de Granada tiene previsto reestructurar el organigrama de su equipo de gobierno (PP) con la finalidad de optimizar tanto sus recursos humanos como sus próximas actuaciones en beneficio de la provincia. De este modo, se pretende dotar a la institución provincial de “mayor operatividad y funcionalidad” para afrontar la recta final del mandato hasta las elecciones municipales de 2015.

Los cambios producidos en algunas de sus delegaciones de gobierno pasan por el cambio de titular en la delegación de Cultura y Patrimonio Histórico, que será dirigida por José Torrente, en sustitución de José Antonio González Alcalá, quien asumirá la delegación de Asistencia a Municipios e Imprenta Provincial. A su vez, Torrente mantendrá la portavocía del gobierno provincial.

Por otro lado, Obras Públicas pasa a gestionarse desde el área de Economía y Contratación, bajo la responsabilidad de Inmaculada Hernández. Luisa García Chamorro, hasta ahora titular de Fomento y Obras Públicas, mantiene la vicepresidencia Primera de la Diputación y los proyectos relativos al Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA).

En esta reestructuración, se contempla como novedad reforzar el área de Función Pública con la gestión del Centro de Estudios Municipales y Cooperación Internacional (Cemci), el Consorcio Provincial de Bomberos y la Agencia Provincial de Extinción de Incendios (APEI), bajo la responsabilidad de Francisco Javier Maldonado. De tal forma, José Antonio Robles continúa al frente de la vicepresidencia segunda de la institución y de la delegación de Medio Ambiente y la empresa pública Visogsa.

Por su parte, la vicepresidencia tercera sigue encabezada por José María Guadalupe, al frente también del área de Presidencia.

Desde la Presidencia de la Diputación, esta ordenación de las áreas de gobierno se entiende como “un cambio positivo para un mayor impulso y eficacia en la gestión que viene desarrollando” la institución. Además de reforzar la estructura de la propia corporación, el objetivo principal será salvaguardar “los legítimos e históricos intereses de la provincia de Granada, así como optimizar los recursos de la institución y facilitar su gobernabilidad”.

Según informa la Diputación en una nota, la reestructuración no supondrá ningún coste económico para las arcas de la institución, “sino que pretende únicamente reforzar y optimizar los recursos humanos y las actuaciones futuras del equipo de Gobierno provincial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *