Viernes, 28 Julio, 2017

            

Diputación edita una guía didáctica para las visitas escolares del vivero provincial

En la guía, se han desarrollado cuatro grandes bloques. En el primero se describen someramente los componentes del vivero como información básica de dónde se sitúa y qué hay en el entorno del vivero



image_print

El programa de visitas concertadas al vivero provincial de la Diputación de Granada en Fuente Vaqueros, que se lleva adelante dentro del proyecto de escuela verde provincial de los convenios municipales Granada es Provincia, ha editado en papel una guía didáctica que pueda servir como herramienta para la realización de estas visitas guiadas y la puesta en valor de la paleta provincial de plantación, el jardín sostenible y el trabajo diario que se lleva en el vivero, en su vertiente de educación ambiental y de ayuda y apoyo a la comunidad educativa.

“La divulgación y difusión de la producción botánica del vivero, entre los ciudadanos de municipios, colegios y entidades, hace de la educación ambiental una herramienta que favorece un cambio hacia una sociedad más comprometida con el medio ambiente”, ha destacado en un comunicado el diputado delegado de Asistencia a Municipios, José Antonio González Alcalá.

Ha resaltado la buena marcha de estas visitas concertadas al vivero provincial y la importancia de esta guía para trasladar a los escolares y a la población en general que “un jardín, a escala reducida, es un pequeño ecosistema, un conjunto integrado de vida, donde la armonía entre el ser humano y sus componentes son parte esencial de su conocimiento y disfrute”.

La delegación de Asistencia a Municipio de la que depende el vivero provincial, desde el que se ofrecen las plantas de la paleta provincial a los municipios, trabaja en el “compromiso de compaginar producción y educación ambiental como pone de manifiesto esta publicación”, según ha explicado el diputado José Antonio González Alcalá.

En la guía, se han desarrollado cuatro grandes bloques. En el primero se describen someramente los componentes del vivero como información básica de dónde se sitúa y qué hay en el entorno del vivero.

Un segundo bloque, cuya finalidad es conocer el trabajo diario que se lleva en el vivero, recorre las distintas zonas que componen el mismo y analiza el trabajo real llevado a cabo mediante las rutas de los árboles de fronda, de los perennifolios, los pinos, la paleta provincial, el invernadero y el umbráculo.

Una tercera parte está dedicada a talleres demostrativos que permiten a alumnos y visitantes plantar árboles, hacer esquejes, germinar semillas e, incluso, conocer a qué huele un vivero a través del taller de plantas aromáticas.

Por último, el cuarto bloque está dedicado a actividades sobre el propio cuadernillo, para ejercitar la destreza intelectual en una doble componente ambiental y botánica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *