Lunes, 20 Noviembre, 2017

            

Diputación aportará 2,2 millones para el Plan de Fomento de Empleo Agrario 2016

El presidente de la institución provincial firma en Sevilla el convenio para financiar el PFEA, en un acto presidido por la presidenta del Gobierno andaluz y al que han asistido los responsables de todas las diputaciones de Andalucía

Imagen tras el acuerdo | Gabinete
Gabinete


image_print

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha firmado hoy en Sevilla el  convenio para financiar el Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA, antiguo PER), en un acto presidido por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y en el que han participado los presidentes de todas las diputaciones andaluzas. El Programa de Fomento del Empleo Agrario generará este año en Andalucía casi dos millones de jornales y dará empleo a alrededor de 112.000 trabajadores en más de 2.000 proyectos.

Este año, el Gobierno andaluz aumentará un 12,5% su aportación a este programa, al tiempo que agilizará los pagos, de forma que los ayuntamientos van a recibir “de forma inmediata”, en la primera anualidad, el 60% de los fondos de la aportación autonómica.

La dotación total del PFEA para 2016 asciende a 214,18 millones de euros en el conjunto de la comunidad. Esta cantidad procede tanto de la Administración central (147,71 millones) como de la Junta y las diputaciones provinciales, que aportan 49,85 millones y 16,62, respectivamente. Mientras que las dos últimas administraciones han incrementado su aportación conjunta en 7,39 millones más, el Ejecutivo central lleva cinco años con su cifra congelada.

Por provincias, la aportación de la Junta al PFEA 2016 se distribuye del siguiente modo: Almería, 2,85 millones; Cádiz, 5,25; Córdoba, 7,65; Granada, 6,77; Huelva, 4,14; Jaén, 6,38; Málaga, 5,53, y Sevilla, 11,24 millones.

En la provincia de Granada, la financiación prevista a cargo de la Junta y el Ayuntamiento asciende 9.035.408 euros (de los que la Diputación aporta 2,2 millones), cifra que no puede superar la cantidad del 45% de la aportación que realiza el Servicio Público de Empleo estatal a los proyectos de obras y servicios para subvencionar los costes salariales y las cotizaciones empresariales, que asciende a algo más de 20 millones de euros.

Susana Díaz ha destacado la importancia de este convenio para los municipios de las zonas rurales de Andalucía y para los trabajadores agrarios, ya que tanto muchas infraestructuras en pequeños municipios como los jornales que se han generado durante su construcción “tienen el sello del PFEA”. “La cohesión social y territorial en Andalucía tiene el sello del PFEA”, ha resumido la presidenta, que se ha comprometido a “defenderlo contra viento y marea”.

En los 30 años de trayectoria del PFEA, que se puso en marcha en 1986, se ha avanzado en la “igualdad de oportunidades de los trabajadores agrarios” y en la garantía de que todos los municipios cuenten con los mismos servicios, independientemente de su tamaño. De esta forma, según Díaz, este Programa ha servido para “dignificar el campo andaluz” y “vertebrar social y territorialmente nuestra tierra”.

Datos del PFEA 2016

En esta edición del PFEA, además de aumentar los fondos, la Junta va a agilizar los pagos, incrementando notablemente la cantidad que abona durante la primera anualidad de ejecución de las obras, de modo que un 60% de los fondos se entregará dentro del ejercicio. El resto se abonará en dos pagos: el primero, del 30%, en marzo de 2017, y el segundo, del 10%, en junio.

En los proyectos, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) paga el coste de la mano de obra, mientras que la Junta y las diputaciones financian los gastos de materiales, maquinaria y utensilios.

A través del PFEA se financian obras de interés general, social y de infraestructuras en sectores como el agrícola, ganadero, industrial y de servicios. Igualmente, se realizan iniciativas como la construcción de centros sociales, parques o jardines, la urbanización de polígonos industriales, la mejora del alumbrado público o la conservación y arreglo de calles y caminos, entre otras.

De esta forma, el plan actúa como un elemento de cohesión social y territorial, facilita la permanencia de la población rural en sus territorios y permite a los municipios mejorar sus infraestructuras, estimular las economías locales y facilitar a los jornaleros la protección por desempleo del sistema agrario de la Seguridad Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *