Sábado, 25 Marzo, 2017

Diez principios imprescindibles para tratar a las personas mayores

El trato a los mayores en la sociedad merece el desarrollo de estrategias

Trato a las personas mayores


image_print

El buen trato es el resultado del respeto de los derechos, a la dignidad de la persona y supone establecer una relación satisfactoria entre éstas. Dar y recibir un buen trato no es una cuestión de edad sino una forma positiva de relación, consideración y reconocimiento que implica reconocer al otro de igual a igual, señalan desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

TRATO A PERSONAS MAYORES

Según explica a Infosalus Ángeles García Antón, coordinadora del Grupo de Dependencia de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), el trato a los mayores en la sociedad merece el desarrollo de estrategias, modelos de atención y una formación a los cuidadores con el objetivo de garantizar el respeto de sus derechos y deberes, cumplir con los principios bioéticos o garantizar la calidad de vida del mayor.

En 2011 la SEGG creó el ‘Observatorio del buen trato a la persona mayor’ con el objetivo de fomentar un trato adecuado a los mayores y promocionar un envejecimiento digno que favorezca su autonomía, hacer partícipe al mayor en la toma de decisiones para su atención y cuidados y reivindicar que reciban una atención centrada en la persona.

“En ocasiones tomamos decisiones por los mayores que no nos corresponden y que suponen una vulneración de sus derechos. Lo que debe limitar es la capacidad funcional de la persona y no su edad”, señala a Infosalus el doctor José Antonio López Trigo, geriatra y presidente de la SEGG.

10 CONSEJOS PARA EL BUEN TRATO A PERSONAS MAYORES

Infosalus reproduce el siguiente decálogo para el buen trato al mayor propuesto desde la SEGG, al que también se puede tener acceso desde su página web (www.segg.es), que todos, a título personal y como profesionales, deberíamos tener a tener en cuenta en nuestra relación cotidiana con los mayores:

1. Respetar, por derecho y con deberes

Preserve los derechos y libertades en el ámbito público y privado. Como persona adulta, sin discriminación por razón de edad, de enfermedad, dependencia o discapacidad, ideología, nivel cultural o económico, creencias religiosas o lugar de residencia, desde el respeto y la protección a situaciones de especial vulnerabilidad. Derecho está unido a deberes, las personas mayores son protagonistas y tienen la responsabilidad de practicar el Buen Trato.

2.Cumplir con los principios bioéticos

En el desarrollo vital, en la atención y cuidados, garantizar los principios de:

· No maleficencia: no provocar daño, respetar la integridad física y psicológica.

· Justicia: reparto equitativo, dar a cada uno lo suyo, evitar la segregación, la discriminación y la marginación.

· Autonomía: mantener la capacidad de tomar las decisiones propias.

· Beneficencia: hacer el bien, siempre en relación con el principio de autonomía.

3. Garantizar el bienestar y la calidad de vida

Disponer de condiciones adecuadas a las condiciones de vida en relación al hogar, a la comunidad, garantía de prestaciones, salud, integración social, con la familia, amigos y entorno, el estado de salud, la seguridad, la educación, el control personal y la posibilidad de elección.

4. Informar, comunicar, valorar

Escuche, pregunte, dé sentido y valor a lo que le transmite la persona mayor, emociones y preocupaciones. Confirme que la persona mayor ha comprendido la conversación y la información que le ha dado.

5. Preservar la identidad y dignidad personales

Respete su opinión, costumbres, hábitos siempre que sean saludables, ofrézcale ayuda, alternativas, pero permita que decida por sí mismo, preserve su identidad personal, y garantice el apoyo a la dignidad en la relación y atención a las personas mayores.

6. Adaptar y reforzar

Utilice la empatía, tenga en cuenta la situación de salud en su más amplio sentido: en las áreas clínica, funcional, mental, emocional, sensorial, social, familiar y espiritual. Ofrezca medidas que compensen los déficits, busque recursos adecuados. Valore los logros, motívele para realizar las actividades por sí mismo.

7. Formar, animar a aprender

El Buen Trato a las personas mayores hace imprescindible la formación en el proceso de envejecer, en la promoción del envejecimiento activo y saludable, en la prevención de la dependencia, en el abordaje y tratamiento de síndromes geriátricos, en el saber valorar sus enfermedades y sus necesidades, y explorar sus preocupaciones, sus miedos, etc.

8. Proporcionar acompanámiento y presencia

Evite situaciones de aislamiento. Regale tiempo para disfrutar y compartir momentos. Hágase presente, aportará seguridad y mantendrá a la persona mayor en contacto con la realidad.

9. Facilitar el acceso a las nuevas tecnologías

Desarrollar estrategias que faciliten el acceso, la formación y la creación de dispositivos que acerquen a las personas mayores a la tecnología de la información y de la atención, en la investigación y desarrollo, teniendo en cuenta sus necesidades, posibles dificultades sensoriales, de acceso y utilización.

10. Pedir ayuda

Si la dedicación a los cuidados le produce sobrecarga pida ayuda, a su familia, a los profesionales de salud y servicios sociales. En ocasiones, la sobrecarga puede llevar a situaciones de posible trato inadecuado a la persona, por lo que es indispensable mantener una actitud positiva, saludable y con apoyos formales e informales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *