Lunes, 29 Mayo, 2017

Diez consejos para ser fuerte frente al cáncer

"El libro es positivo, con humor y muchas lágrimas, pero sobre todo espero que sirva a mucha gente que vive la enfermedad en estos momentos", señala Mario Suárez de su obra, de la que extrae para Infosalus un decálogo personal de su lucha frente al cáncer

Mujer con cáncer


image_print

LUCHAR CONTRA EL CÁNCER

Según explica a Infosalus Mario Suárez, periodista y autor de ‘Hola, cáncer’ (Lunwerg, 2015), “me escribí un libro a mi mismo, quería contar de una manera fresca y positiva todo lo que me estaba ocurriendo, para que cualquier joven con cáncer tuviera al menos un recurso al que acudir, pues yo me encontré muy limitado”.

Suárez, que incluye también en el libro consejos que otros pacientes fueron proporcionándole a lo largo de su producción, señala que el título más allá de que pueda llevar a confusión es “realmente saludar a la enfermedad y llevarla lo mejor posible, pues desgraciadamente te va a acompañar por un largo tiempo de tu vida”.

Ante la cuestión de cómo la experiencia individual frente al cáncer puede convertirse en un manual de ayuda el periodista apunta que su objetivo fue contar su proceso y todo lo que le ayudó de manera fresca y directa. “Entiendo que es un manual de ayuda, por supuesto, así lo concebí, es una guía por la enfermedad hasta llegar a la cura, porque siempre hay que pensar que te vas a curar”, concluye el autor.

DECÁLOGO FRENTE AL CÁNCER DESDE LA VIVENCIA

Mario Suárez ha preparado para Infosalus una lista con diez consejos para convivir con la enfermedad hasta vencerla:

1. Buena alimentación. Es fundamental llevar una dieta rica y saludable, con frutas y verduras, así como mucho cereal. El tomate, el aceite de oliva, la cebolla, las setas, el ajo, la alcachofa, los frutos rojos… son en general alimentos que ayudan a estar mejor y ricos en antioxidantes, muy importantes frente al cáncer.

2. Deporte y vida sana. Si te lo permite tu cirugía, haz deporte al menos un par de veces a la semana. Encontrarte bien físicamente dependerá también de cómo esté tu cuerpo de fuerte, sobre todo para afrontar los tratamientos.

3. Mucho amor de tu familia. Rodéate de tus seres queridos, de aquellos que te hacen feliz y, si puedes, déjate acompañar todo el tiempo. Es importante no sentirse solo en un proceso como el cáncer, pues hay momentos demasiado duros como para vivirlos de manera individual.

4. Programas de cocina para abrir el apetito ante la quimioterapia. Uno de los efectos de ciertos tratamientos es la falta de hambre y las náuseas. En mi caso veía continuamente programas de cocina para intentar levantar el apetito.

5. Muchas visitas de tus amigos. Es necesario que te rodees de gente positiva con la que compartir tus dudas y miedos. Los amigos hacen una función esencial en este proceso, pues con ellos sentirás que realmente no estás enfermo.

6. Relajación y terapias alternativas para conciliar el sueño, tienes que estar descansado. Hay terapias como el reiki, el yoga o la meditación que ayudan a conciliar el sueño y a vivir la enfermedad sin ansiedad y de manera reposada.

7. Mucho Rock&Roll para animarse por las mañanas. La música también cura. Al menos en mi proceso fue fundamental, escucha música con estribillos alegres, te animarán para comenzar el día de otra manera.

8. Paciencia y escucha a los médicos, ellos son los que mandan. Debes seguir sus consejos a rajatabla, ellos son los especialistas y los que te curarán. No olvides contar a tu oncólogo o tu médico de cabecera cualquier síntoma raro que notes en tu cuerpo a partir de ahora.

9. Autoestima: trabajarla y alimentarla cada día. Es fundamental no dejarse físicamente, aunque la enfermedad a veces gane. En muchos hospitales incluso dan talleres de autoestima y de maquillaje para mujeres con cáncer, infórmate.

10. ¡Fuera el dulce! ¡Mucha más cúrcuma! Dentro de la alimentación sana la cúrcuma es uno de los mayores antiinflamatorios y anticancerígenos del mundo. Yo lo tomo a diario en cápsula. El azúcar es uno de los mayores amigos del cáncer, así que mejor dejarlo a un lado. Sustitúyela con stevia, miel o azúcar morena ecológica.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *