Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Diez consejos para que tus hijos hagan ejercicio físico

El deporte ayuda a regular el peso corporal y a mejorar el sistema cardiovascular que, a largo plazo, ayuda a prevenir enfermedades como la obesidad y la arteriosclerosis



image_print

Cada vez resulta más complicado que los niños elijan actividades físicas y deportivas para ocupar su tiempo de ocio ya que es mucho más cómodo quedarse en casa jugando con videojuegos. Lo que los padres no saben es que los niños deportistas tienen más confianza en sí mismos, están acostumbrados a cooperar y a tomar decisiones dentro de un colectivo, y son capaces de controlar el exceso de energía y nervios.

Además, según ha afirmado el director deportivo de los centros GO fit, Carlos Bernardos, “los beneficios del deporte, tanto a nivel físico, como afectivo e incluso intelectual, están avalados por numerosos estudios, que demuestran que la comprensión de las reglas del juego y la experiencia del objetivo común hacen que el niño se relacione mejor con otras personas y desarrolle su capacidad de colaborar”.

El deporte ayuda a regular el peso corporal y a mejorar el sistema cardiovascular que, a largo plazo, ayuda a prevenir enfermedades como la obesidad y la arteriosclerosis. Por ello, un equipo de GO fit ha elaborado un decálogo de consejos para que los padres puedan inculcar en los niños el deporte como parte esencial en sus vidas:

1. Ejercicio en familia. Una buena táctica es salir a hacer ejercicio con vuestros hijos. Los padres tienen que promover estos buenos hábitos con el ejemplo. Para ello, salir a andar juntos, practicar un deporte en pareja u organizar actividades el fin de semana son la mejor forma de disfrutar del deporte en familia.

2. ¡Animad a vuestros hijos! Apoyad en todo lo que se pueda al niño o niña, para que cada día hagan algo de actividad física, para que poco a poco vayan incluyendo en sus vidas el deporte.

3. Regalos activos. A la hora de elegir un regalo es conveniente seleccionar aquellos que estimulan la actividad física como las bicicletas y dejar de lado aquellos que favorecen el sedentarismo como los videojuegos.

4. Máxima diversión. Elegid aquellas actividades que les resulten agradables y divertidas para que quieran volver a practicarlas.

5. Educación en el hogar. Es fundamental educar al niño en casa para que comprenda que la actividad física y la buena alimentación son la base de una vida saludable.

6. Un perro, un amigo. A veces, si los pequeños son muy perezosos, encontraréis a un aliado perfecto en las mascotas. Si tenéis un perro, un buen ejercicio diario es salir a pasear con él.

7. ‘El coche de San Fernando’. Como dice el dicho popular, un ratito a pie y otro caminando es la mejor fórmula para activar a los más pequeños. Cuando el tiempo y la distancia lo permitan, no utilicéis vehículos de motor y sustituidlos por ir de un lugar a otro andando e, incluso, en bicicleta o patinete.

8. ¡Todos a jugar! Fomentad la actividad física en grupo. Esto permitirá a los niños aprender a desenvolverse por ellos mismos y a tomar decisiones, además de aumentar la capacidad de interrelacionarse con los demás.

9. Evita peligros. Intentad que no jueguen en aquellos lugares o espacios que puedan entrañar algún peligro para el niño. Esto puede generar cierto temor en ellos y, por ende, un rechazo hacia la actividad que se esté realizando.

10. Deporte 24 horas. Cualquier lugar o momento pueden ser buenos para hacer actividades. Aprovechad cualquier oportunidad para activar a vuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *