Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Diez consejos para dormir mejor

Cómo conseguir un sueño reparador



image_print

La higiene del sueño se encuentra dentro del botiquín de remedios más naturales para combatir los problemas de quedarse y permanecer dormidos. Aunque algunos de los consejos forman parte de la normalidad del día a día existen otras prácticas poco saludables que se han ido ‘colando’ sin darnos cuenta en nuestros dormitorios dificultando nuestro sueño.

Desde el boletín digital de la Escuela de Medicina de Harvard (www.health.harvard.edu) en Estados Unidos señalan que conseguir suficiente sueño de buena calidad es esencial para estar saludable e ir cumpliendo años bien.

Aunque ciertos problemas del sueño, como por ejemplo la apnea del sueño, requieren de un tratamiento médico los 10 pasos sencillos que plantean los facultativos estadounidenses pueden ayudar a superar las dificultades para dormir más generales, incluyendo el insomnio.

1. Sigue un horario y una rutina de sueño consistente: vete a la cama a la misma hora cada noche y despierta a la misma hora cada mañana. Fijar una rutina del sueño te ‘entrenará’ para quedarte dormido y despertarte más fácilmente.

2. Utiliza la cama sólo para dormir y practicar sexo: ver la televisión desde la cama, utilizar el móvil para conectarte a redes sociales o consultar el correo del trabajo y mirar las noticias en la tableta no se incluyen dentro de estas dos posibilidades.

3. Reduce la cafeína: para algunas personas, una sola taza de café por la mañana significa una noche en vela. La cafeína puede también aumentar la necesidad de orinar durante la noche.

4. Mantente físicamente activo: el ejercicio aeróbico regular como caminar, correr o nadar proporciona tres importantes beneficios para dormir: te quedas dormido más rápido, consigues un mayor porcentaje de sueño profundo reparador y te despiertas con menos frecuencia durante la noche.

5. Limita las siestas diurnas: las siestas prolongadas pueden alterar tu ciclo natural del sueño y evitar que te sientas lo suficientemente cansado para quedarte dormido.

6. Deja el tabaco: la nicotina hace más difícil el quedarse dormido.

7. Toma alcohol con moderación: el alcohol deprime el sistema nervioso, por lo que una bebida por la noche puede ayudar a algunas personas a quedarse dormidas. Sin embargo, este efecto desaparece después de varias horas y podría conducir a despertares a lo largo de la noche. El alcohol también empeora los ronquidos y otros problemas respiratorios asociados al sueño.

8. Mejora el lugar donde duermes: elimina la televisión, el teléfono y otros equipos de oficina del dormitorio. Esto refuerza la idea de que esta habitación es para dormir. Un ambiente ideal es tranquilo, oscuro y relativamente fresco con una cama confortable y un cúmulo de objetos mínimo.

9. Si no te duermes levántate: si sigues despierto después de 20 minutos de estar en la cama, levántate y lee un poco para relajarte. De otra forma, sientas las bases para revolverte e ir de un lado al otro de la cama.

10. Deja los somníferos: intenta evitar las píldoras para dormir, habla con el médico para utilizarlas de forma más eficaz y por un periodo de tiempo lo más corto posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *