Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Diez consejos para cuidar un tatuaje

Un tatuaje es una herida en la piel, y es necesario seguir una serie de pautas que ayuden a su correcta cicatrización para que, tanto el dibujo, como la zona no sufran

Tatuaje trival | Foto: Archivo


image_print

Cuando decides adornar tu piel con un tatuaje, es importante tener ciertos cuidados con él, al fin y al cabo es una herida en tu piel. Estos 10 simples consejos ayudan a prevenir infecciones. También evitan que tu tatuaje se convierta en una fea cicatriz y una mala experiencia.

1. Déjalo tapado durante las primeras horas

La tirita o el vendaje que el tatuador te pone sobre el tatuaje sirven para protegerlo. De bacterias, la luz solar o el polvo. Déjalo tapado entre 2 y 4 horas. No caigas en la tentación de destaparlo para ver cómo ha quedado o enseñárselo a otros. Ya tendrás tiempo de disfrutar y presumir de él.
Si el tatuaje está cubierto con un plástico, quítatelo lo antes posible. Puede favorecer infecciones en vez de lo contrario. El plástico aumenta la temperatura en la herida y hace que se acumulen sangre y fluidos en ella.

2. Limpia el tatuaje

Utiliza agua tibia y jabón neutro. No uses jabones con perfume o que contengan alcohol, pueden irritar la herida y hasta dañar el tatuaje. Limpia la zona 2 o 3 veces al día durante el primer mes. Usa tus propias manos en vez de una esponja o algo que pueda raspar la piel herida. Limpia toda el área para que no queden restos de sangre o cremas. Sécate dando pequeños golpecitos con una toalla o una gasa. La herida debe quedar bien seca, pero no la aprietes demasiado ni las raspes.

3. Usa una crema antibiótica

Durante una semana más o menos. Sigue las instrucciones de aplicación que incluya la crema que utilices. Ayuda a prevenir infecciones. Un ejemplo de crema antibiótica es Bacitracín, pero existen muchas otras opciones. Pide consejo a tu tatuador. Hay cierta controversia sobre los productos que deben o no usarse para el cuidado del tatuaje. Algunas cremas y lociones antibióticas provocan alergias en algunas personas.

4. Hidrata la herida

Bepanthol es uno de los hidratantes más usados y recomendables, porque además ayuda a la cicatrización. Otra opción es usar Vitamina A&D, que es un cicatrizante bueno y barato.
No uses hidratantes que contengan perfumes, alcohol, lanolina o ceras, tampoco aceites. Dañan el tatuaje, causan alergias/irritaciones o taponan los poros y favorecen las infecciones.

5. ¡Cuidado con el agua!

No hay problema para darte duchas desde el primer día. Sólo ten la precaución de no empapar el tatuaje y aclarar deprisa el jabón o champú que caiga encima. Tampoco lo restriegues con la esponja o la toalla. No tomes baños de inmersión durante unas 3 semanas. Sumergir tu nuevo tatuaje durante mucho tiempo lo dañará de forma quizá irreversible. Conviene evitar bañarse en piscinas o en el mar en las 2 primeras semanas o hasta que el tatuaje cicatrice. La suciedad y las bacterias del agua pueden hacer que se infecte. O como mínimo dañarlo.

6. Protégete del sol

Es probable que el sol irrite la piel si el tatuaje es reciente. Y en general hace que pierda brillo o color. Usa un protector solar de nivel alto (factor 30 o superior) para protegerlo de los rayos ultravioleta.

7. Deja el tatuaje al aire

No lo tapes con vendas, tiritas o lo que sea pasadas las primeras horas después de hacértelo. Es una herida, y suele convenir que las heridas estén al aire para evitar la infección de peligrosos microbios anaerobios (los que se multiplican en heridas no lo bastante oxigenadas). Utiliza ropa cómoda y suelta que no oprima la zona del tatuaje.

8. Busca señales de alergias o infecciones

Pueden ocurrir hasta tomando todas las precauciones. Presta atención al aparecimiento de:

Sarpullidos.
Enrojecimiento.
Escozor y/o picor.
Fiebre.
Líquido que salga de la herida incluso después de curada…
Son algunos de los síntomas de alergias o infecciones. Busca ayuda médica si es necesario.

9. No te rasques ni arranques las costras

Un tatuaje suele tardar 1 o 2 semanas en cicatrizar, según la zona donde esté y su tamaño. Evita rascarte por más que te pique y deja que se caigan solas las costras que se van formando.

10. ¿Y después qué?

Pasado un mes, tu tatuaje ya habrá cicatrizado y en principio ya no debe infectarse. A partir de ahí basta no exponerlo mucho al sol o usar un protector solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *