Martes, 25 Julio, 2017

            

Dietas del mes de enero: La Alcalina

Tradicionalmente, esta dieta está centrada en evitar el consumo de carne roja, carne blanca, queso y granos de forma que la orina sea más alcalina



image_print

El término dieta alcalina (mejor conocida como dieta alcalina de la desintoxicación) se refiere a un grupo de dietas para bajar de peso basadas en la idea de que ciertos alimentos afectan la acidez de los fluidos corporales, como la orina o sangre, y que pueden ser utilizados para tratar o prevenir enfermedades.

Tradicionalmente, esta dieta está centrada en evitar el consumo de carne roja, carne blanca, queso y granos de forma que la orina sea más alcalina (con un pH más elevado), cambiar el ambiente de la orina previene infecciones urinarias y cálculos renales. Sin embargo, por las dificultades para predecir los efectos de esta dieta, en medicina se prefiere utilizar más como un método para cambiar el pH de la orina que como una dieta para reducir peso.

El término dieta alcalina es utilizado también por practicantes de la medicina alternativa, quienes utilizan la dieta con el propósito de prevenir cáncer, enfermedades cardíacas, mejorar los bajos niveles de energía, entre otras enfermedades. Pero estas declaraciones no son apoyadas por evidencias médicas creando así suposiciones acerca de la función de las dietas alcalinas contrariando los conocimientos de la fisiología humana.

COMPOSICIÓN DE LA DIETA

De acuerdo con la teoría tradicional que antecede a esta dieta, la ceniza ácida es producida por la carne (vacuna), pollo, queso, pescado, huevos y granos. A su vez, la ceniza alcalina se origina por frutas y vegetales excepto arándanos, pasas y ciruelas. Desde que la designación de la ceniza como ácida o alcalina se basa en los residuos de la combustión en lugar de la acidez de las comidas, alimentos como las frutas cítricas, que en general son consideradas como ácidas, también se clasifican como productoras de alcalinos en esta dieta.

Recientemente, se ha pensado que dietas altas en “cenizas ácidas” ocasionarán que el cuerpo trate de contrarrestar cualquier carga de ácido adicional en el organismo mediante la reabsorción de huesos, ocasionando huesos débiles y aumentando el riesgo de padecer osteoporosis.

Por el contrario, dietas altas en “cenizas alcalinas” teóricamente pueden disminuir el riesgo de osteoporosis. Esta teoría se ha desarrollado en una declaración de la American Dietetic Association en una publicación del U.S. National Academy of Sciences, así como otras publicaciones científicas que establecen que alimentos altos en potasio y magnesio como frutas y verduras pueden disminuir el riesgo de padecer osteoporosis a través de un incremento en la producción de cenizas alcalinas.

Sin embargo, la aceptación de la hipótesis de las cenizas ácidas como factor modificante del riesgo de osteoporosis de esta publicación fue hecha sin la evaluación previa de un sistema analítico de alta calidad. Evaluaciones sistemáticas recientes han sido publicadas analizando metodológicamente el peso de la evidencia científica y no se han encontrado datos que respalden la hipótesis de las cenizas ácidas en relación con la prevención de osteoporosis.

También se ha especulado que esta dieta puede tener un efecto en el desgaste de músculos, el metabolismo de la hormona de crecimiento o el dolor de espalda; sin embargo no hay evidencias para confirmar esta hipótesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *