Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Díaz pide al Gobierno que no exija más recortes por la reforma fiscal

Le llama la atención que de los 50 impuestos, incluido el IVA, "no haya planteado un reparto más justo y más equitativo"



image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido este lunes al Gobierno “que me asegure que de cara a la próxima legislatura no me va a exigir más recortes ni en educación ni en sanidad, porque no voy a estar de acuerdo” a raíz de la reforma fiscal, que ha vuelto a calificar de “regresiva e injusta”.

Díaz ha asegurado que esta reforma fiscal “perjudica” a las comunidades autónomas, explicando que si se ha contemplado que se va a dejar de ingresar en torno a 7.000 millones de euros en los próximos dos años “si el 50 por ciento de ese impuesto del IRPF va directamente a las comunidades y a los ayuntamientos, es evidente que lo vamos dejar de ingresar las comunidades autónomas”.

“No es justo que se recorte en sanidad y educación que es fundamental para la inmensa mayoría de los ciudadanos para beneficiar a unos cuantos a los que ya se ha beneficiado bastante”, ha indicado la presidenta andaluza, que ha visitado este lunes el colegio público Mariana Pineda de Pizarra (Málaga).

Ha lamentado una reforma que se ha hecho “sin hablar con las comunidades autónomas” y ha recordado el documento que se mandó un documento a la Comisión Europea en abril por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “diciendo que va a bajar el porcentaje que supone la educación y la sanidad en el PIB español a partir de la próxima legislatura”.

Con estas dos cosas, para Díaz, “se está diciendo que esta reforma va a tener consecuencias en los recortes que nos van a obligar a las comunidades autónomas, fundamentalmente en educación y en sanidad”, apuntando que unos ciudadanos “que están machacados a impuestos, que desde 2011 se han subido 50 impuestos por parte del Gobierno de Rajoy, no pueden soportar más recortes ni más desigualdad en la presión fiscal”.

Cuestionada sobre si la reforma fiscal podría suponer más impuestos indirectos, ha considerado “llamativo” que uno de los que más ha subido, el IVA, “no ha bajado, al contrario se anuncia y vamos a tener que aplicar subidas del IVA incluso a nivel sanitario, es decir, vamos a tener que pagar como si fuera un impuesto de lujo por nuestra sanidad pública”.

“Me llama la atención que de esos 50 impuestos, entre ellos el IVA, no haya planteado en esta reforma fiscal un reparto más justo, más equitativo, donde al final no paguemos los de siempre para que salgan beneficiados los que más tienen, los que más ganan y los que van a salir mejor de esta crisis, que se ha cargado sobre las espaldas de la inmensa mayoría de los trabajadores de este país”, ha apuntado.

INJUSTA

La presidenta de la Junta ha reiterado que se ha bajado más los impuestos “a los que más tienen”, poniendo como ejemplo que “va a haber rentas por debajo 17.707 euros a las que les va a afectar un 0,75 por ciento en el tipo y en cambio en las rentas más altas se les va a bajar 10 veces más”. Ha apuntado que se van a producir “paradojas” como que quien gana varios millones de euros “se les va a bajar lo mismo que a quien gana 60.000 euros”.

“Creo que eso es injusto y va en la línea contraria de lo que se tendría que haber empezado a sentir con la recuperación”, ha asegurado Díaz, insistiendo en que “si estamos hablando que esto es un síntoma de la recuperación económica, no tiene sentido que a quien se ha machacado a impuestos en España, que han sido las clases medias y trabajadoras, vayan a bajarse menos los impuestos que a quien más tiene”.

También ha considerado que la reforma es injusta, al entender que “no es normal que sean beneficiadas las grandes empresas en este país y no se tenga en consideración lo que han sufrido las pymes y los autónomos, cuando resulta que son los que más han sufrido la falta de liquidez y de financiación”.

Asimismo, ha señalado que esta reforma “no quiere combatir el fraude fiscal”. “Si en este país se hubiera pagado lo que se tenía que haber pagado en impuestos, si no se hubiera hecho una amnistía fiscal que no voy a decir a quién, pero todos tienen en la cabeza, entre otros, a quién ha beneficiado, pues seguramente se hubiera tenido que recortar menos y se hubieran dejado menos derechos en el camino”, ha indicado.

“Si van a la letra pequeña de esta reforma, es evidente para quién se ha hecho esta reforma: para los que más tienen, que van a salir con más fuerza y mejor que la inmensa mayoría de los ciudadanos que han sido machacados a impuestos”, ha reiterado Díaz.

ANDALUCÍA LO HA HECHO “BIEN”

Para la presidenta andaluza, en Andalucía “hicimos las cosas bien cuando algunos no las hicieron bien”, con una deuda “inferior” a la de la mayoría de las comunidades; pero, sin embargo, “se nos está asfixiando y no se nos está permitiendo salir en las condiciones que nos gustaría”.

En este punto, ha dicho que espera que Rajoy explique las cuestiones que recoge ese documento de plan de estabilidad que mandó a Europa sobre recortes y la reforma de las pensiones y, “cuando diga si es verdad o mentira, si lo que mandó a Bruselas es falso y no va a haber recortes en educación y en sanidad y si es falso también y no va a bajar la pensión media en este país porque no va a haber una reforma injusta que va a volver a cargar sobre los de siempre”.

Ha afirmado que las pagas extras a los funcionarios andaluces, que se abonarán en 2015, se podría pagar este año “si el Gobierno quisiera”. “Si las tres décimas que el Gobierno va a devolver a Europa alegremente nos las diese a las comunidades autónomas en Andalucía serían 450 millones de euros, con los que ya de manera inmediata podríamos restituir íntegramente las pagas en 2014”, ha apuntado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *