Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

Díaz contrapone el modelo sanitario andaluz al “tumbado” por el TSJM

La presidenta defiende el modelo de sanidad público y universal



image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha contrapuesto este lunes el modelo de privatización sanitaria que “ha tumbado” la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y que ha provocado la dimisión consejero de Sanidad de esta comunidad, Javier Fernández-Lasquetty, al sistema “público, de calidad y universal” de Andalucía, al que ha definido como “moderno y puntero” porque “investiga, cura y previene”.

Así lo ha hecho durante una intervención abierta a los medios de comunicación que ha realizado ante la Interparlamentaria del PSOE-A que se ha celebrado esta tarde en Sevilla y a la que han asistido, entre otros, el expresidente andaluz y exsecretario general de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán.

Díaz ha señalado que la dimisión de Lasquetty “indica con claridad que cuando algunos nos decían: aplicar en Andalucía lo que se está aplicando en otros territorios, nos estaban hablando de aplicar el modelo de privatización que ha tumbado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid”. Por ello, según ha añadido a renglón seguido, ha recalcado: “Sumisión no, lealtad toda”.

Se refería así, según ha defendido a lo largo de su discurso, a la necesidad de “colaboración” que debe existir entre todos los gobiernos y todas las instituciones para salir de la crisis de una manera “justa y solidaria”, que es el objetivo principal de la hoja de ruta que se ha marcado el Gobierno andaluz para este año 2014.

“En esa hoja de ruta, vamos a seguir tendiendo la mano al Gobierno de España. Somos todos responsables pero todos tenemos que colaborar en las mismas condiciones y no utilizando el empleo como una arma de confrontación, sino como un objetivo irrenunciable de cualquier gobierno en estos momentos”, ha recalcado.

Tras recordar los puntos principales sobre los que versó su comparecencia extraordinaria en el Pleno del Parlamento de la semana pasada –cuya celebración ha considerado “importantísima” para rendir cuentas ante los andaluces y con el que el Gobierno andaluz “cumplió con la palabra dada”–, la secretaria general del PSOE-A se ha centrado en defender los sectores estratégicos que, a su juicio, serán capaces de crear empleo en la comunidad “al ritmo” que ésta necesita durante los próximos años.

Así, junto con la agricultura, la minería y otros sectores “emergentes” que posicionarán a Andalucía como una comunidad “pionera” en estos ámbitos (la ‘economía azul’ o la economía digital), ha vuelto a señalar a la construcción como un sector a “impulsar” siempre y cuando se haga de manera “responsable” y alejado de la especulación. “Si no reactivamos este sector, estaremos diciéndole a muchos ciudadanos que no van a poder volver a trabajar, y un gobierno sensible, coherente y que está convencido de que Andalucía tiene que crear empleo y que tiene que hacerlo por encima de la media general, tiene que ser responsable”, ha argumentado.

Para todo ello, Díaz piensa que se necesitan dos elementos fundamentales: que el tejido empresarial y el propio Gobierno de la Nación “confíen” en Andalucía y en sus posibilidades de generar riqueza; y una oposición fuerte cuya hoja de ruta “para Andalucía no sea la de tierra quemada”.

En ese sentido, la socialista ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy y al PP que dejen de criticar “las fotos” que se hace tras firmar acuerdos con los responsables de grandes empresas del país y que, por contra, muestren la “misma confianza” que estos empresarios en la comunidad. “Les pido la misma, no más”, ha apostillado.

Sobre la actitud del Partido Popular andaluz, ha lamentado que no hayan “regularizado” aún su situación tras el anuncio de su presidente, Juan Ignacio Zoido, de que no será el candidato a la Presidencia de la Junta; y que se dediquen a “crear expectativas no positivas” sobre Andalucía. “Necesitamos que el PP-A cuanto antes se normalice, elija lo que tenga que elegir o que le tengan que elegir y podamos tener uninetrlocutor válidos para llegar a acuerdos”.

De esta manera, según ha insistido, ambos partidos serán capaces de “llegar a acuerdos sobre la PAC o sobre el modelo de financiación”, ha ejemplificado tras advertir de que en ningún momento se ha mostrado contraria a la publicación de las balanzas fiscales anunciadas por el Gobierno de la Nación sino a que éstas puedan utilizarse para “la confrontación” entre territorios o para crear “crispación”.

LEYES CONTRA LOS CIUDADANOS

Por todo esto, Díaz ha enfatizado que “lealtad con el Gobierno toda” pero “sumisión ninguna”. “Lo que no vamos a hacer nunca es aceptar las leyes de Rajoy que están provocando tanto daño a los ciudadanos de este país. No son leyes de Gallardón, del PP o de lo que sea, no, son leyes del Gobierno de Rajoy que van dirigidas a provocar daños en miles de ciudadanos y, por lo tanto, no las vamos a compartir sino combatir con todos los recursos jurídicos a nuestro alcance porque son leyes que van directamente al corazón de las libertades de este país”.

Frente a esta manera de gobernar, la secretaria general del PSOE-A ha señalado que sólo existe una “alternativa”, la de la izquierda que representa su partido y que tiene como objetivo crear empleo y “recuperar” los derechos que se están perdiendo con el actual Ejecutivo central.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *