Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Díaz anuncia planes de empleo industrial para mayores de 45 y 55 años y ayudas a contratación estable

El Gobierno andaluz pondrá en marcha una línea de ayudas a la contratación estable, con un presupuesto de 50 millones de euros

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz | Archivo GD
EP


image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este miércoles que en 2018 se aprobará un decreto de fomento del empleo industrial, con un presupuesto total de 308 millones de euros, que incluirá planes de choque específicos para desempleados mayores de 45 y 55 años. Además, el Gobierno aprobará una línea de ayudas a la contratación estable, con un presupuesto de 50 millones de euros.

Así lo ha señalado en su intervención en el Debate sobre el Estado de la Comunidad, que se celebra en el Pleno del Parlamento hasta el jueves. La presidenta del Ejecutivo andaluz ha señalado que el decreto de fomento del empleo industrial se aprobará en 2018 “una vez que concluya la vigencia de los planes en vigor” y los planes de choque llegarán a un colectivo que supera los 360.000 personas, que “han sufrido mucho y que tienen menos expectativas de volver al mercado laboral”.

Estos planes irán dirigidos a mercados locales de empleo, con una contratación mínima de seis meses y contemplarán una línea específica de orientación laboral.

Además, para dar un impulso al empleo estable, el Gobierno andaluz pondrá en marcha una línea de ayudas a la contratación estable, con un presupuesto de 50 millones de euros. Estas ayudas ascenderán a 8.000 euros por cada contratado estable realizado.

INVERSIONES Y ECONOMÍA SOCIAL

Asimismo, la presidenta de la Junta ha anunciado la aprobación de una estrategia de captación de inversiones para incrementar la inversión directa extranjera en Andalucía y, además, impulsará medidas para potenciar inversiones empresariales de carácter estratégico para la comunidad, que vendrán a “dar transparencia al proceso y facilitar los trámites de dichas inversiones”.

“El objetivo final es que ningún proyecto emprendedor se pierda en Andalucía, que no se desperdicie ninguna opción de creación de riqueza, con un plan para la mejora de la regulación económica ya en el periodo 2018-2020”, ha subrayado Díaz, quien ha detallado que, a pesar de que este año “vamos a superar el nivel de PIB de antes de la crisis económica, tenemos un déficit del 45 por ciento inferior en inversiones públicas y privadas”. “Necesitamos inversiones, además de las públicas, impulsar la privada”, ha subrayado.

Asimismo, dentro del marco financiero de la Unión Europea 2020-2027, el Gobierno andaluz va a elaborar un nuevo plan económico con el que hacer frente a los nuevos retos de la región. Este contará con “la mayor participación posible y con las aportaciones de los agentes sociales y económicos”. “Hablaremos de demografía, del cambio tecnológico, del cambio climático y energías renovables, del modelo económico territorial, de la cohesión social y de la convergencia”, ha apuntado Díaz.

Díaz ha recordado la tramitación que se está realizando del proyecto de ley de emprendimiento, que hará que Andalucía sea la primera comunidad en contar con “un auténtico sistema de emprendimiento”, y ha señalado la aprobación de un plan estratégico de relanzamiento de la economía social, así como la constitución del Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo.

Respecto a este último colectivo, la presidenta ha reconocido “el retraso” en el pago de las ayudas a los autónomos. “Los rigurosos controles, el carácter de concurrencia competitiva y el elevado número de expedientes ha generado un retraso que no debe volver a repetirse”, ha advertido. “Garantizo que vamos a evitar que esta situación se vuelva a reproducir en el futuro”, ha asegurado la presidenta del Ejecutivo andaluz.

ESTABILIDAD ECONÓMICA, POLÍTICA E INSTITUCIONAL

Susana Díaz ha destacado el mensaje “potente” que conlleva la aprobación de los presupuestos andaluces para 2018 de “estabilidad económica, política e institucional”. De esta manera, ha recordado que “Andalucía recibe las mejores valoraciones de las agencias internacionales” que vienen a “avalar que está en el grupo de cabeza de las más solventes de España”, lo que, a su juicio, es fruto de “una obra de gobierno tenaz y muy realista”.

Según ha detallado, el ritmo de crecimiento de la comunidad es “elevado”, al tres por ciento, y se apoya “equilibradamente en todos los sectores productivos”, en el consumo de hogares, la inversión y “especialmente” en las exportaciones. Al respecto, ha señalado la cifra récord de 20.076,4 millones de euros en exportaciones en los primeros ocho meses del año.

De igual manera, ha detallado que el empleo crece a un ritmo interanual del 3,9 por ciento, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, igual ritmo de crecimiento de los afiliados a la Seguridad Social. Así, Andalucía se establece como “la que más empleo ha creado en el último año”.

En este punto, ha hecho hincapié en la Agenda por el empleo 2014-2020, cuyo objetivo es recuperar el nivel de empleo previo a la crisis. “En los tres años y medio de vigencia de este plan, en Andalucía se han creado 381.300 puestos de trabajo, lo que supone la recuperación de casi el 60 por ciento de lo perdido en la crisis”, frente al 53,4 por ciento en España en el mismo periodo.

Además, ha detallado que, en este periodo –tres años y medio–, se ha reducido el desempleo en once puntos porcentuales, frente a la reducción del 9,7 puntos a nivel nacional; y ha apuntado que dos de cada tres empleos creados en Andalucía en el último año son contratos indefinidos, un cifra por encima de la media española (51,8%).

“Soy plenamente consciente de que queda muchísimo camino por hacer, pero son datos importantes. Con independencia de la valoración que merezca mi gobierno, no deberían ser despreciados”, ha subrayado.

Al hilo de estos, la presidenta de la Junta ha llamado la atención sobre que, mientras los salarios han caído en España un 0,8 por ciento, la economía ha crecido un tres por ciento, lo que pone en evidencia que la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy fue “injusta y ahora, en un contexto de crecimiento, es inasumible”.

No obstante, ha detallado que los salarios en Andalucía en 2016 subieron un dos por ciento, frente a la bajada nacional del 0,8 por ciento. “Un dato positivo, pero no oculta la urgente necesidad de derogar la reforma laboral”, ha apuntado.

CONSOLIDACIÓN DEL CRECIMIENTO

Susana Díaz ha llamado la atención sobre la consolidación del crecimiento económico en Andalucía, que está permitiendo “experimentar transformaciones que apuntan a un cambio estructural de la economía”. Para esto ha señalado el aumento del grado de industrialización, con un peso del 19,1 por ciento del Valor Añadido Bruto en 2016, lo que representa un 2,1 por ciento por encima que en el peor año de la crisis; el aumento en el grado de internacionalización, el aumento de la dimensión del tejido empresarial y el aumento en el esfuerzo tecnológico y de innovación.

“Nuestros parques tecnológicos acogen 48.000 empleos, la mayoría de alta cualificación; un total 1.500 empresas y 5.600 millones en facturación, lo que representa el 23 por ciento de la facturación de todos los parques tecnológicos de España”, ha afirmado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *