Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Diana Rubio triunfa en ‘ los Oscar’ de la comunicación política

Esta politóloga, experta en protocolo y comunicación política ha sido nominada durante cuatro años consecutivos a los Victory Awards y ha ganado tres primeros y un segundo premio en diferentes categorías

Diana Rubio en la redacción de Granada Digital | Foto: Román Callejón
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

La juventud no solo se va de botellón en Granada. Hay una infinidad de jóvenes talentos granadinos que están sobradamente preparados para triunfar en sus campos, el problema de la situación actual es el de ‘ser profeta en tu tierra’.

Diana Rubio es un ejemplo de la ‘fuga de cerebros’ que se está dando en España, pero especialmente en Granada. Esta zaidinera, licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración y con un máster de Gestión de Eventos y Comunicación Corporativa, tuvo que salir de la ciudad para encontrar una salida.

Ahora, con solo 32 años, se la rifan para que sea asesora en multitud de eventos, de clases de protocolo internacional a todas las escalas, pero además saca tiempo para escribir en un blog digital, lo que la ha distinguido como un referente en su materia a nivel internacional, de manera que ha sido galardonada en varias ocasiones con el máximo premio, el Victory Award.

Sigue trabajando para que su trabajo sea tan importante y prestigioso en España (y en su ciudad natal, Granada), como en el extranjero, donde tiene ya un público que la reconoce.

Todo esto y más cosas son de las que habló Diana Rubio en la redacción de Granada Digital.

Pregunta (P): ¿Cuál es la importancia del premio y a qué galardón puede equipararse?

Respuesta (R): Los Victory Awards se llevan otorgando en Washington desde hace cuatro años, y están considerados los Oscars de la comunicación política.  A este premio o bien te postulas o tú, o bien una empresa o compañero. Después, un jurado experto elabora una puntuación de la que se saca a los nominados y finalistas del premio.

En 2013 estuve nominada y no gané. En 2014, gané el reconocimiento de mejor blog político por impacto educativo. El año pasado gané a mejor investigación académica del año, y este me han dado la plata en dos categorías -mejor blog político por impacto educativo y mejor blog político por impacto informativo.

(P): Cuéntanos un poco tu labor y en qué proyectos estás actualmente…

(R): Soy politóloga, y consultora freelance en comunicación, protocolo y eventos. Ahora tengo varios proyectos: Uno de ellos empezó hace cuatro años, que es mi blog ‘Política y Protocolo’. Lo abrí por hobby, y fui viendo que a la gente le gustaba lo que escribía. Todos los contenidos los escribo yo, sin copias de ningún sitio, pero de mi blog sí que se copian -ríe-.

También coordino eventos tanto en España como fuera de ella, y aparte doy formación, tanto a nivel corporativo, político, institucional, como en fundaciones y ONG´s.

(P): ¿Cuánto tiempo le dedicas al blog?

(R): Hay meses que me cuesta más tiempo y trabajo, por cuestión de que se está menos creativo o más liada con otros asuntos. A la semana le puedo dedicar unas seis o siete horas, entre buscar contenido, fotografía, ver que todo está con buen resultado y finalmente programar en redes.

Semanalmente suelo publicar un artículo, cada miércoles. En los últimos dos meses he tenido que bajar el ritmo porque he estado ocupada, publicando un artículo cada dos semanas.

(P): ¿Qué repercusión mediática de los artículos que publicas en el blog?

(R): Depende mucho del artículo en sí. Ha habido publicaciones que han tenido 150 vistas y otros que han alcanzado las 3000. Uno de los que más ha gustado es el que realicé sobre la creatividad política. Cuando he escrito sobre protocolo en Arabia Saudí también ha tenido gran calado.

(P): ¿Cuál es el perfil de público que lee el blog?

(R): Son personas -mayoritariamente españoles, mexicanos y colombianos- de entre veinte y cuarenta años que se dedican al sector de eventos y la comunicación política.

(P): ¿Cuáles son las claves para que un blog funcione como el tuyo?

(R): Lo fundamental es la constancia y la originalidad. Interactuar con las redes sociales, hablar con muchísima gente y ofrecer un contenido único.

Diana Rubio 1

(P): ¿La repercusión que está teniendo tu blog se traduce en algún tipo de reporte económico?

(R): Hay mucha gente que ha contactado conmigo para trabajar a través del blog. El blog directamente no me aporte beneficio monetario, pues no tengo algún tipo de publicidad. Todos los contactos han sido a través de la repercusión a través de email o LinkedIn.

(P): ¿Por qué tu manera de trabajar está triunfando más fuera de españa que dentro?

(R): Ojalá lo supiera. Estudié Ciencias Políticas, así como Protocolo en Granada e inmediatamente me tuve que ir de aquí. Me fui a Castellón, donde hice un postgrado en Comunicación Política, y ya fue cuando empecé con todo esto. Se dice que nadie es profeta en su tierra.

(P): ¿Por qué estudiaste políticas?

(R): Estudié Políticas porque no entré en Turismo -ríe-. El primer año lo pasé mal, pero luego me gustó la carrera. Es una carrera que otorga una cultura general de todo: tenemos economía, estadística, historia, psicología, etc.

(P): ¿La comunicación política tiene algo que ver con el marketing político?

(R): Totalmente, van de la mano. La Comunicación Política engloba al Marketing Político, que es el tema de la propaganda y los mensajes. La diferencia puede estar en el tema de la creación de esos mensajes.

(P): Aparte de la trascendencia del blog, ¿has sido candidata política?

(R): Estuve trabajando en un partido político como responsable de comunicación y prensa, en Granada, Castellón y Valencia y fui candidata local en Granada. También fui candidata autonómica y europea por este partido. Tengo la visión de la consultora política y de la candidata, lo que me otorga tener una visión más amplia de todo.

(P): Eres experta en protocolo musulmán. ¿Hay diferencias entre el protocolo al que estamos acostumbrados en organizaciones europeas al que existe en ese tipo de países?

(R): Si hablamos de lo que es el protocolo institucional (colocación, precedencias, presidencia) es muy similar. A nivel de Casas Reales el cambio es radical. Por poner un ejemplo en España la Casa Real tiene ocho miembros. En Arabia Saudí hay quince mil miembros. No es por sucesión hereditaria, si no de hermanos.

(P): Que tú seas mujer, ¿te cierra puertas en cuanto a trabajar el protocolo en países árabes?

(R): Todo lo contrario. Les llama la atención que una persona que no es de su cultura se interese por ellos. Solamente he tenido problemas una vez, con un responsable de prensa de Arabia Saudí. Él tenía unos sesenta años, y dijo que él no se dejaba mandar por una niña. He tenido más problemas en Inglaterra que en árabe-musulmana respecto al tema de ser mujer.

(P): Y ahora, ¿estás maquinando un curso de protocolo japonés?

(R): Exacto. En Japón el tema de la jerarquía, de pensar en grupo y no mostrar las emociones está muy marcado. Esto significa que muchas empresas en España están creciendo orientadas hacia este tipo de países, tanto asiáticos como arábigo-musulmanes. Estas corporaciones notan que precisan de ciertos conocimientos internacionales para poder expandir su bien o servicio. Para no meter la pata en reuniones que tienen con culturas tan diferentes, necesitan ayuda y asesoramiento.

(P): ¿Qué más haces aparte de todo eso?

(R): Tengo un libro que se llama Protocolo para negociar con españoles, en septiembre sale el libro ‘Política en Serie’, coordinado junto a Julio Otero. Aparte, estoy realizando la tesis, que espero depositarla en otoño y la leeré en enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *