Sábado, 27 Mayo, 2017

Diabetes, depresión y enfermedades del corazón, consecuencias a largo plazo de la Segunda Guerra Mundial

Debido a que muchos hombres murieron durante el conflicto, la guerra también redujo la probabilidad de que las mujeres se casaran y dejó a muchos niños sin padre

Agencia


image_print

Un nuevo análisis sobre las consecuencias de larga duración que la Segunda Guerra Mundial tuvo sobre los europeos continentales encuentra que vivir en un país que fue devastado por la guerra aumenta la probabilidad de una serie de problemas físicos y mentales en el futuro. En concreto, haber experimentado la guerra está asociado con más probabilidad de padecer diabetes, depresión y enfermedades del corazón en los adultos mayores.

Debido a que muchos hombres murieron durante el conflicto, la guerra también redujo la probabilidad de que las mujeres se casaran y dejó a muchos niños sin padre, un factor clave en los niveles de educación inferiores de los que vivieron la guerra, según esta investigación, que se publicará en la edición de marzo de ‘Review of Economics and Statistics’y que ha sido realizada por un grupo de economistas que examinaron información detallada de personas mayores encuestadas en 12 países europeos sobre sus experiencias durante la guerra, así como su situación económica y de salud más adelante en la vida.

“Mientras que un evento de la magnitud de la Segunda Guerra Mundial afectó a todas las clases sociales en Europa, nuestra evidencia sugiere que los efectos más graves de las últimas décadas se encontraban en la clase media” , señala James P. Smith, uno de los autores del estudio y presidente en el Departamento de Estudios Demográficos y de Mercado de RAND Corporation, una organización de investigación sin ánimo de lucro.

Aunque se ha prestado mucha atención al estudio de las batallas de la guerra, se ha dedicado menos esfuerzo a analizar cómo un conflicto de esta magnitud afecta a los civiles décadas después de la contienda. El estudio, realizado por investigadores de Estados Unidos y Alemania, examina cómo la guerra puede influir en la vida de los sobrevivientes décadas después de que termine.

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los eventos de transformación del siglo XX, causando la muerte del 3 por ciento de la población mundial, con 39 millones de muertes en Europa, la mitad civiles. Seis años de batallas terrestres y bombardeos provocaron la destrucción generalizada de viviendas y el capital físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *