Viernes, 16 de Noviembre de 2018

            

Detienen a un individuo y a su hijo por cultivo de droga y atentado a agentes de la autoridad

Los detenidos dispararon con una escopeta contra los agentes al confundirlos con ladrones

Imagen ilustrativa | Archivo GD
Gabinete


image_print

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de 62 años de edad y a su hijo de 31, ambos sin antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y otro de atentado a agentes de la autoridad, tras disparar contra los agentes de las patrullas que acudieron a un cortijo del término municipal de Iznalloz donde habían descubierto una plantación de cannabis sativa.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del día 5 de agosto. Dos patrullas de la Guardia Civil habían acudido a un cortijo de Iznalloz porque había saltado la alarma de robo. Tras revisar exteriormente el edificio, los agentes no encontraron nada que indicara que la vivienda había sido asaltada. No obstante decidieron revisar también los edificios anexos y en una nave cercana descubrieron un fuerte olor a marihuana y observaron que las ventanas de este edificio estaban tapadas con cartones. Los agentes se acercaron hasta la nave, movieron uno de los cartones para ver el interior y de repente sonó un disparo.

Los agentes tomaron todas las medidas de seguridad oportunas consiguieron convencer a las personas que había dentro de la nave para que salieran y se entregaran. En el interior estaban un matrimonio y sus tres hijos, uno de ellos menor de edad.

Cuando eso ocurrió y una vez asegurada la zona, la Guardia Civil registró la nave y descubrió que dentro había una plantación de cannabis sativa en avanzado estado de floración, con plantas de entre dos y tres metros de altura. También descubrió la escopeta de caza con la que supuestamente habían disparado, una canana con 25 cartuchos y por último que el padre de familia tenía en uno de sus bolsillos dos cartuchos más, uno de ellos disparado, y dos navajas.

La Guardia Civil detuvo al cabeza de familia y a su hijo mayor. En un primer momento los detenidos manifestaron a los agentes que los habían confundido con ladrones y que temían que quisieran robarles las plantas de cannabis. Posteriormente se han negado a declarar.

En esta actuación han participado agentes de la Guardia Civil de Campotéjar, Montejícar, Guadahortuna, Iznalloz y Gor.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.