Lunes, 24 Julio, 2017

            

Detienen a un hombre que transportaba 102 bolas de cocaína en su estómago

El detenido fue interceptado en el aeropuerto de Málaga

Bellotas de cocaína | Gabinete
Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional de Granada han detenido en el aeropuerto de Málaga a un varón de 38 años de origen lituano cuando intentaba introducir en España 1.105 gramos de cocaína que portaba en el interior de su cuerpo en forma de bolas prensadas, acusado de tráfico de drogas y contrabando. El arrestado había cogido un vuelo en Brasil con destino a Marruecos y desde ahí otro hasta su destino final, Málaga.

Agentes adscritos al Grupo de Estupefacientes del Aeropuerto Madrid-Barajas y del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada y en su función de captación, análisis y explotación de información tendente a la investigación de las tipologías delictivas relacionadas con el tráfico de drogas a nivel nacional e internacional tuvieron conocimiento de la existencia de personas de países de la Europa del Este que estarían viajando hasta países productores de cocaína en Sudamérica, para adquirir ese tipo de drogas e introducirla en Europa escondida en su cavidad estomacal para intentar evitar cualquier tipo de control fronterizo que pudiese detectar el porte de dicha sustancia ilícita.

La ruta escogida sería práctica habitual entre los transportistas de droga, que desde países productores de cocaína y a fin de evitar lo que se denomina “vuelos calientes” y previsible control policial, hacen escalas intermedias en países no pertenecientes a la Unión Europea, en este caso Marruecos, para llegar finalmente a su destino,  intentando con ello evadir e intentar no denotar el origen inicial de su viaje.

Una vez captada dicha información se detectó a un varón de origen lituano que viajó desde Brasil hasta Málaga, haciendo escala en Marruecos, el cual fue identificado y tras recabar diferentes datos e  indicios, los agentes lo trasladaron para realizarle un estudio radiológico, observándose como presentaba en su cavidad abdominal imágenes ovaladas que sugerían la ingesta masiva de bolas de sustancias estupefacientes, por lo que fue detenido y expulsó un total de 102 bolas de cocaína, que arrojaron un peso total de 1.105 gramos.

El detenido fue puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *