Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Detenidos los cuatro presuntos integrantes de una banda dedicada al robo de cortijos en la costa

La Guardia Civil ha desmantelado una banda que se había establecido en la costa granadina cuya actividad criminal era el robo en cortijos y casetas de aperos ubicados en las ramblas de Lújar, Gualchos y Castell de Ferro.

E.P


image_print

En esta operación los guardias civiles del Área de investigación de Motril y los del equipo ROCA (robos en el campo), han detenido a cuatro individuos de nacionalidad rumana de entre 31 y 39 años, como presuntos responsables de al menos ocho delitos de robo con fuerza en las cosas y una falta de hurto, informa el Instituto Armado en una nota.

Tras las detenciones la Guardia Civil hizo dos registros en los domicilios de los detenidos en los que se consiguieron recuperar la casi totalidad de los efectos sustraídos en estos robos.

El presunto cabecilla de esta banda había trabajado en los invernaderos tanto de Lújar como de Castell de Ferro, por lo que conocía la zona y los cortijos en los que decidía robar.

Una vez en el cortijo elegido rompían la puerta o una ventana y sustraían joyas, dinero, maquinaria, herramientas o electrodomésticos que más tarde vendían en tiendas de compraventa de objetos de segunda mano, o a particulares, o los enviaban a Rumanía.

La Guardia Civil estima que en los robos investigados los ahora detenidos sustrajeron efectos valorados en más de quince mil euros.

La investigación que ha culminado con estas cuatro detenciones comenzó el pasado día 12 de febrero.

Una de las víctimas denunció ante la Guardia Civil que le habían forzado la puerta de entrada al cortijo que posee en el término municipal de Lújar, y de la caseta de aperos le habían sustraído maquinaria agrícola valorada en más de cuatro mil euros.

La Guardia Civil supo además que en otros cortijos de la zona también habían sufridos robos similares desde primeros de año.

Los agentes encargados de la investigación localizaron en un establecimiento de compraventa de Motril encontraron algunos de los objetos sustraídos en estos cortijos y una pista sobre uno de los posibles autores de estos robos, un individuo de nacionalidad rumana que supuestamente vivía en La Mamola. Fue localizado no obstante en el anejo de Casarones, del término municipal de Rubite.

Tras su detención la Guardia Civil consiguió identificar y detener a los otros tres componentes de esta banda criminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *