Lunes, 20 Agosto, 2018

            

Detenido un vecino de Píñar por robar 2 chotos, por maltrato animal, por cultivo de droga y por defraudación de electricidad

También han sido detenidos en el transcurso de esta investigación otros dos vecinos de Píñar, de 33 y 35 años de edad, como presuntos coautores en el robo de los dos cabritos

Imágenes cedidas por la Guardia Civil


image_print

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de 33 años de edad, vecino de Píñar, con antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de robo con escalo de dos chotos de un corral del término municipal de Fonelas, de maltrato animal, de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y de defraudación de electricidad.

También han sido detenidos en el transcurso de esta investigación otros dos vecinos de Píñar, de 33 y 35 años de edad, como presuntos coautores en el robo de los dos cabritos.

El robo se produjo el pasado día 28 de abril en un cortijo del término municipal de Fonelas. El ahora detenido se encaramó a un tejado, se dejó caer al corral donde estaban las cabras, escogió dos de los chotos, les ató las patas y su primera idea fue llevárselos por donde había venido, es decir, por el tejado. Cogió uno de los animales y hasta en tres ocasiones lo arrojó con todas sus fuerzas contra el tejado, y otras tantas el animal volvió a caer al suelo del corral tras resbalar por las tejas. Después de tan inútil esfuerzo el detenido decidió abrir una de las puertas que daba a la calle y salir por ella con los dos animales. Fuera esperaban los otros dos detenidos en un coche para huir con el botín.

Lo que no sabía el presunto ladrón era que el propietario del rebaño tenía una cámara de seguridad en el corral y grabó todo lo sucedido. Gracias a estas imágenes los guardias civiles del Área de Investigación del Fardes y Montes Orientales han identificado al presunto autor del robo. Las pesquisas posteriores han permitido a los agentes identificar a los otros dos individuos que lo acompañaban.

En el momento de proceder a la detención del individuo que se ve en las imágenes, la Guardia Civil descubre que posee en su vivienda una plantación de cannabis sativa y que la electricidad que hace posible el cultivo interior de estas plantas procede de un enganche ilegal a la red eléctrica. Los agentes intervienen 106 plantas de cannabis sativa, por lo que al delito de robo con escalo y maltrato animal se le suma el de cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.