Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

            

Detenido un peligroso delincuente calificado de riesgo extremo tras una denuncia de malos tratos

Uno de los dos detenidos permanecía escondido tras participar en un tiroteo en Haza Grande en Nochevieja

Detención de la Guardia Civil | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha detenido, durante la investigación de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, a dos peligrosos delincuentes, uno de ellos el presunto maltratador y el otro un hombre que permanecía escondido tras su participación en un tiroteo la Nochevieja pasada en el barrio granadino de Haza Grande.

El presunto agresor fue detenido por la Guardia Civil en el barrio de Almanjáyar. Este individuo, además, estaba reclamado por cuatro juzgados granadinos, uno de los cuales ordenaba su ingreso en prisión para cumplir condena por un delito de robo.

El segundo detenido es un hombree de 34 años, un conocido delincuente al que la Guardia Civil descubrió en La Zubia, donde supuestamente se ocultaba tras su presunta participación en el tiroteo ocurrido durante la Nochevieja pasada en Haza Grande, en el que resultaron heridas dos personas.

También estaba reclamado por varios juzgados granadinos, y uno de ellos ordenaba su ingreso en prisión como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Todo comenzó el pasado 23 de junio en La Zubia (Granada), cuando una mujer denunció ante la Guardia Civil que había sido agredida por su pareja y que posteriormente le había amenazado de muerte.

Del protocolo que se sigue tras la denuncia, el sistema dio una valoración policial de riesgo extremo para la víctima, lo que exige a las Fuerzas de Seguridad del Estado que la mujer sea permanentemente vigilada.

Cuando la Guardia Civil acudió al domicilio familiar en La Zubia a buscar al presunto agresor, éste saltó por la ventana y consiguió huir, y no tuvo ningún reparo en dejar abandonada a su hija de pocos meses de edad con tal de no ser detenido. A partir de este momento los agentes multiplicaron las pesquisas para localizar al presunto maltratador.

Los agentes visitaron varios domicilios en La Zubia, Ogíjares y Granada donde pudiera estar escondido. Finalmente, en uno de ellos en La Zubia averiguaron que se ocultaba en una vivienda de Almanjáyar; y además localizaron al segundo detenido, la persona requisitoriada por los hechos de Haza Grande.

La Guardia Civil obtuvo permiso judicial para acceder a la vivienda de Almanjáyar y pudo detener así al presunto maltratador. Ambos detenidos han ingresado en prisión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.