Sábado, 17 de Noviembre de 2018

            

Detenido tras irrumpir en casa de sus vecinos y amenazarlos de muerte con cuchillo de 20 centímetros

El hombre, que ha sido puesto a disposición judicial, hirió a uno de ellos y destrozó el mobiliario que se encontraba en la entrada

Imagen ilustrativa | Archivo GD
EP


image_print

La Policía Local de Granada ha detenido a un varón de 31 años que habría irrumpido con violencia en el piso de sus vecinos de la planta de abajo a los que también habría amenazado de muerte con un cuchillo de 20 centímetros de hoja.

Según ha informado la Policía Local en una nota de prensa, el detenido, que ha sido puesto a disposición judicial, hirió a uno de ellos, con cortes en las manos, y destrozó “el mobiliario que se encontraba en la entrada”.

Los hechos se produjeron sobre las 18,55 horas del pasado día 28 de octubre, cuando una Unidad de la Policía Local de Granada fue requerida por la Central del 092 a fin de que interviniesen en una reyerta que se estaba produciendo entre vecinos de un inmueble ubicado en la zona norte de la capital granadina.

Tras entrevistarse con los moradores del piso que resultan ser un total de diez personas, estos vecinos declararon que “el vecino del piso de arriba, que los tiene amenazados constantemente, les había aporreado la puerta” y que, en el momento de entreabrirla para ver de quien se trataba, éste aprovechó supuestamente “para propinar un fuerte empujón a la misma accediendo al interior por la fuerza”.

De nacionalidad española, el hombre recibió en su casa a los agentes, tras ser expulsado del inmueble que habría allanado, “con el torso desnudo y con evidentes signos de encontrarse alterado y nervioso”.

El detenido reconoció que “había sido el que había discutido con el vecino pero que tan sólo los había asustado con un cuchillo” de 20 centímetros de hoja, que estaba en un mueble ubicado en la entrada de su domicilio.

El herido fue trasladado a un centro de salud de la capital desde, donde, tras ser tratado en primera instancia de las heridas que presentaba en espalda, pierna y palma de la mano, fue derivado al Hospital de Traumatología a fin de ser tratado de “uno de los nudillos de la mano”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.