Domingo, 26 Marzo, 2017

Detenido por el homicidio de La Zubia será trasladado a Granada para que el juez le tome declaración

Asimismo, en la misma actuación y como presunto implicado en este hecho se procedió a la detención del otro joven de 24 años, igualmente vecino de Granada, al que se le acusa de un delito de encubrimiento.



image_print

El joven de 27 años, vecino de Granada, detenido en Calpe (Alicante) como presunto autor material de la muerte de Natanael R.H., de 32, que murió en mayo en el Hospital Clínico de Granada después de que le dispararan en La Zubia (Granada), será trasladado a la capital granadina en los próximos días para que el Juzgado de Instrucción 7 de Granada, encargado del caso, le tome declaración y decida si enviarlo o no a prisión provisional.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales y del Instituto Armado, tanto este joven como otro de 24 que también fue arrestado por un posible delito de encubrimiento, se encuentran actualmente a disposición del Juzgado Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Denia (Alicante), que tendrá que trasladar las diligencias al juez de Granada, que decretó el secreto de sumario.

La Guardia Civil se encargará de trasladar a los dos arrestados de Alicante a la prisión de Albolote, en Granada, donde permanecerán hasta que el juez decida sobre su situación, según las fuentes consultadas, que calculan que podrá ser ya a partir del lunes próximo.

Fue hace dos días, el pasado día 8, cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Granada localizó y procedió a la detención de este joven de 27 años de edad como supuesto autor del homicidio, ocurrido en la mañana del día 12 de mayo pasado, en la citada localidad granadina.

Asimismo, en la misma actuación y como presunto implicado en este hecho se procedió a la detención del otro joven de 24 años, igualmente vecino de Granada, al que se le acusa de un delito de encubrimiento.

Por estos hechos fueron anteriormente detenidos dos hombres de 35 y 25 años que quedaron en libertad sin cargos tras prestar declaración ante el juzgado, al quedar descartado que alguno de los dos fuera el autor material del disparo. De hecho el más joven fue identificado como la persona que trasladó a la víctima, ya moribunda, hasta el Hospital Clínico de Granada y lo hizo en su propio vehículo, que fue encontrado aparcado en la localidad de Otura (Granada).

Los agentes, que visionaron las cámaras del centro sanitario para identificar el coche, averiguaron que esperó en el hospital hasta que los médicos se hicieron cargo de la víctima y conversó con un facultativo antes de irse.

Los agentes sospecharon entonces que ambos, además de estar vinculados con los 9,5 kilos de marihuana hallados en la vivienda de La Zubia donde ocurrieron los hechos, “saben lo que pasó”, aunque no quisieron decir nada durante su declaración en la Comandancia de la Guardia Civil.

También en Almería, el pasado mes de junio, la Guardia Civil detenía a otro hombre de 33 años por su presunta implicación en el homicidio de La Zubia, durante una operación contra el tráfico de drogas. Pesaba contra el arrestado, de iniciales G.P.C., con antecedentes y detenciones anteriores por la comisión de delitos contra la salud pública y contra la seguridad vial, una requisitoria dictada por el Juzgado de Instrucción número 7 por los hechos acontecidos el 12 de mayo en la localidad granadina.

Los hechos sucedieron en la madrugada del lunes 12 de mayo, a las 2,50 horas aproximadamente, cuando un vecino alertó a la Guardia Civil de que había visto a una persona saltar de una vivienda a otra en la calle Trevenque de La Zubia y de que había oído disparos. Una vez personados allí los agentes, sólo constataron la presencia de un casquillo de bala, manchas de sangre y sustancias estupefacientes.

Minutos más tarde, a las 3,07, el joven de 25 años trasladó en su vehículo al Clínico al hombre de 32 años herido, que presentaba parada cardiorrespiratoria y herida de bala en un ojo, y que falleció poco después.

Los responsables del hospital trasladaron entonces el asunto a la Policía Nacional, que en principio se hizo cargo de la investigación. Posteriormente, el caso pasó a la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *