Lunes, 24 Julio, 2017

            

Detenido por agredir a un camarero que le sorprendió robando un bolso en una cafetería

El dinero recuperado, la documentación, el monedero y el bolso fueron devueltos a su legítimo propietario, y el joven fue puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Foto: Archivo


image_print

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 19 años y origen magrebí, con antecedentes policiales, por presuntamente agredir y lesionar al camarero de una cafetería del centro de Granada que le persiguió tras sorprenderle robando un bolso en el local.

Los hechos, de los que informa la Policía en una nota, se desarrollaron días pasados, cuando varios testigos presenciales alertaron de la sustracción y el camarero del establecimiento y el propietario del bolso iniciaron la persecución del presunto autor, que huía del lugar, y al que dieron alcance a la altura de la Plaza de Mariana Pineda.

Al ser alcanzado, el individuo reaccionó de forma violenta contra sus perseguidores intentando zafarse de ser sujetado, y propinó un cabezazo y puñetazo en la cara del camarero, que fue quien le interceptó en primer lugar, causándole lesiones y erosiones en el cuello y frente, por lo que tuvo que ser atendido posteriormente en un hospital de la ciudad.

A la par que se producían estas agresiones, varios ciudadanos ayudaron a reducir al individuo, y a trasladarle entre todos a dependencias policiales de la Comisaría de distrito Centro, donde la Policía procedió a la detención del mismo.

Tras realizar una serie de gestiones, la Policía pudo recuperar el dinero que se encontraba en el bolso en el momento de su sustracción, unos 235 euros, y que, a pesar de la rapidez con que se había producido todo, ya no se encontraba en el interior del bolso.

También se recuperó diversa documentación del titular del bolso y un monedero de piel tasado en unos 180 euros. Sin embargo, no fue posible la recuperación de unas gafas de marca y un billete de lotería que se encontraban en su interior en el momento de la sustracción.

El dinero recuperado, la documentación, el monedero y el bolso fueron devueltos a su legítimo propietario, y el joven fue puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *