Viernes, 24 Marzo, 2017

Detenido en Rumanía el sospechoso del crimen de las dos desaparecidas de Cuenca

Fuentes de la investigación sospechan que Morate podría haber elegido Rumanía asesorado por un excompañero de prisión que le habría facilitado datos de un posible escondite



image_print

Sergio Morate, buscado como sospechoso del doble crimen de las jóvenes Laura del Hoyo y Marina Okarynska, ha sido detenido en la localidad rumana de Lugos, en la provincia de Timisoara, cumpliendo así la orden internacional de búsqueda decretada por el titular del Juzgado de Instancia e Instrucción número 2 de Cuenca.

El Ministerio del Interior ha informado de que se han activado “los mecanismos internacionales” para traer España “lo antes posible” a Sergio Morate, detenido en Rumanía como sospechoso del asesinato de las jóvenes Laura del Hoyo y Marina Oyarynska, cuyos cadáveres fueron hallados este miércoles tras una semana desaparecidas.

La Policía rumana de Investigación Criminal, en colaboración con la Policía Nacional, detuvo a Sergio Morate a las 18:30 horas en la localidad rumana de Lagos, en la región de Timisoara. Se encontraba en búsqueda y captura a raíz de una Orden Europea de Detención y su captura era una “prioridad” para el Ministerio del Interior.

Sergio Morate, exnovio de una de la joven de origen ucraniano, no opuso resistencia al ser detenido. En ese momento iba acompañado por otras dos personas de nacionalidad rumana que también han sido arrestadas.

SALIÓ DE ESPAÑA POR PORTBOU

Según las primeras investigaciones, Morate salió de España por el puesto fronterizo de Portbou (Girona) desde donde se desplazó a Rumanía, país en el que se sospecha que pudiera tener algún contacto.

El joven podría haber elegido Rumanía asesorado por un excompañero de prisión que le habría facilitado datos de un posible escondite, según indicaron a Europa Press fuentes de la investigación.

La desaparición de las dos jóvenes fue el pasado jueves, 5 de agosto, después de que quedaran con Sergio Morate para recoger cosas de Marina tras la ruptura. Los cuerpos no se hallaron hasta este miércoles; estaban junto a una poza en el nacimiento del río Huécar, a dos kilómetros del municipio conquense de Palomera, donde la familia de Morate tenía una casa. Los cadáveres Laura del Hoyo, de 26 años, y de Marina Okarynska, de 24 años, estaban quemados y enterradas en cal viva.

Interior asegura que, desde el primer momento, la Policía ha realizado una exhaustiva investigación con la intervención de numerosas unidades, incluyendo Guías Caninos, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) y medios aéreos.

Y cuando se tuvo la sospecha de que Sergio Morate había huido de España, se activaron todos los mecanismos de cooperación policial internacional. La Policía ha realizado distintos controles de datos y diversos análisis operativos que han podido determinar la ubicación del presunto autor del doble asesinato en Rumanía y su posterior detención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *