Domingo, 23 Julio, 2017

            

Detenido en Órgiva acusado de robar en ocho viviendas mientras los propietarios dormían

Una vez detenido, la Guardia Civil lo ha puesto a disposición del Juzgado de Órgiva y su titular ha ordenado su ingreso en la prisión de Albolote.

Foto: E.P


image_print

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Adra (Almería), ha detenido en Órgiva (Granada) a un hombre, de 37 años y nacionalidad marroquí, como el presunto autor de ocho robos en el interior de sendas viviendas mientras los propietarios dormían así como de otros dos robos con violencia e intimidación y dos delitos de robo de uso de vehículo a motor.

Según ha informado el cuerpo armado en un comunicado, el detenido es un “escurridizo” delincuente que ha sido expulsado hasta en siete ocasiones del país y que se había especializado en robar en el interior de las viviendas mientras los moradores dormían para asegurarse así que podía apoderarse de sus teléfonos móviles, ordenadores y dinero, una circunstancia que generó grana alarma entre los vecinos ya que algunas de las víctimas se despertó durante el robo y pudo ver al delincuente huir.

La Guardia Civil ha averiguado que el presunto ladrón huyó a refugiarse a la localidad almeriense de Adra, lugar donde los agentes recuperaron los dos coches que supuestamente había sustraído en Órgiva para huir.

El detenido utilizaba las farolas como medio para acceder a las viviendas situadas todas en las primeras plantas de los edificios y, en uno de los robos, una de las víctimas despertó y lo vio dentro de su dormitorio con su cámara de fotos y su teléfono móvil por lo que la mujer comenzó a gritar y el ladrón huyó por la ventana amenazando de muerte a la víctima.

Ese mismo día, un vecino de Órgiva que acababa de regresar del trabajo sorprendió al detenido cuando intentaba entrar en su casa por una terraza de la primera planta de la vivienda y, aunque intentó retenerlo, el presunto ladrón consiguió huir aunque tres días después volvió a repetirse el mismo ‘modus operandi’.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Órgiva ha conseguido identificar al presunto ladrón gracias a los indicios encontrados en las viviendas y vehículos que robó y también por las declaraciones de las víctimas que lo sorprendieron en el interior de sus casas.

Para conseguir su detención, agentes del cuerpo armado difundieron la fotografía del sospechoso entre la Guardia Civil y la Policía Local de Adra y fue el cuerpo municipal el que consiguió identificarlo, detenerlo y ponerlo a disposición de la Guardia Civil.

Una vez detenido, la Guardia Civil lo ha puesto a disposición del Juzgado de Órgiva y su titular ha ordenado su ingreso en la prisión de Albolote.

En diciembre de 2011, también fue detenido por agentes del equipo de Policía Judicial de Órgiva durante la fase de explotación de la operación ‘Mancazuñas’, en la que se le imputaron otros diez delitos de similares características a los que se le imputan en esta ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *