Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Detenido en La Calahorra con un arsenal de armas, entre ellas una robada, pese a no tener licencia

El arrestado poseía una escopeta de caza, un rifle, tres revólveres, tres pistolas y 2.800 cartuchos de diferentes calibres

Foto: E.P.
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha detenido en La Calahorra (Granada) a un vecino de esa localidad, de 66 años y sin antecedentes, con un arsenal de armas, entre ellas una escopeta de cañones recortados robada, pese que no tenía licencia para ninguna de ellas, hechos por los que se le atribuye un delito de tenencia ilícita de armas y otro de receptación.

Concretamente, y según informa el Instituto Armado en una nota, poseía una escopeta de caza a la que le habían recortado los cañones, un rifle, tres revólveres, tres pistolas y 2.800 cartuchos de diferentes calibres para todas estas armas, además de una pistola simulada antigua, una catana, un sable, un machete y una navaja automática con una hoja de 17 centímetros.

Al investigar las armas intervenidas, la Guardia Civil ha descubierto que la escopeta de caza había sido robada en la localidad jienense de Quesada en el año 2011.

El resto de las armas no figuran en las bases de datos de la Guardia Civil. Estas han sido enviadas al laboratorio de criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil para su análisis.

La detención se produjo el pasado día 24 de marzo después de que la patrulla de la Guardia Civil de La Calahorra interceptara el vehículo que conducía el detenido y descubriera que llevaba en el maletero una escopeta de cañones recortados y un revólver. El resto de las armas y la munición las guardaba el detenido en un arcón en su casa.

El descubrimiento de las armas no ha sido, sin embargo, fruto de la casualidad. La Guardia Civil descubrió hace unos cuatro meses varios casquillos de bala en una papelera de la plaza del Ayuntamiento de La Calahorra y comenzó a investigar de dónde procedían.

Las pesquisas finalmente apuntaron al detenido, por lo que el pasado día 24 de marzo una patrulla de la Guardia Civil interceptó el vehículo que este conducía al sospechar que pudiera llevar un arma dentro del coche, como así fue.

La Guardia Civil investiga si el detenido participó en el robo de la escopeta de cañones recortados recuperada o si la compró a una tercera persona. Al igual que se investiga la procedencia del resto de las armas.

La investigación la ha realizado la Guardia Civil de La Calahorra, con la que ha colaborado la Guardia Civil de Guadix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *