Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Detectan la presencia de botellones en diez puntos de la ciudad el fin de semana

El Partido Popular ha realizado esta denuncia y también se ha referido a "al menos quince casos de botellones ilegales en casas"

Botellón en un piso | Foto: archivo
E.P.


image_print

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Granada ha detectado la presencia de botellones en diez puntos de la ciudad durante el pasado fin de semana, el primero tras el cierre del botellódromo donde estaba permitido beber en la vía pública hasta el mes pasado.

Ante el incumplimiento de la ordenanza municipal, el PP ha calificado este lunes en un comunicado como un “brindis al sol” el anuncio realizado por el equipo de gobierno socialista de que modificará la normativa introduciendo medidas como las sanciones a los propietarios de pisos en los que los inquilinos hagan botellón.

El concejal Rafael Caracuel ha afirmado que con ese anuncio sólo se pretende “asustar” a los dueños de casas alquiladas a estudiantes, si bien “en la práctica no va a tener apenas repercusión”.

“Por una parte, los propietarios suelen especificar en sus contratos que podrán rescindirlos unilateralmente si se observa que quienes habitan en las casas no están cumpliendo las normas básicas de convivencia”, ha resaltado el concejal que ha añadido que en dichos contratos aparecen los nombres y los datos de los inquilinos, por lo que “lo lógico es que, si se imponen multas, vayan a nombre de éstos y no a los de los dueños como supuestos responsables subsidiarios de una infracción”.

En opinión de Caracuel, la medida tendría “difícil encaje legal” y, además, “se podrán poner muchas multas, pero se van a cobrar muy pocas”.

Los estudiantes son mayores de edad, con lo que sus padres no están obligados a satisfacer el importe de una hipotética multa y, por otro lado, “rara vez tienen bienes susceptibles de ser embargados”, ha explicado el edil ‘popular’, por lo que “tranquilamente se pueden declarar insolventes y sería casi imposible, por no decir imposible, proceder al cobro de esa deuda”.

Por todo lo anterior, el grupo popular sostiene que la posibilidad anunciada por el gobierno local “no va a tener los efectos que dice buscar” y probablemente tampoco va a suponer en la práctica un freno para los estudiantes que quieran hacer botellón en casa.

Así, la concejal María Francés ha criticado que, aunque el gobierno local anunció que, durante el pasado fin de semana, habría 25 policías locales en las calles de la capital para evitar concentraciones de jóvenes bebiendo, finalmente, sólo se destinaron 14 el viernes y ocho el sábado para ese cometido.

Junto a la decena de puntos detectados con concentraciones de jóvenes bebiendo alcohol en calles y plazas, el PP se ha referido a al menos quince casos de botellones ilegales en casas. El grupo municipal ha optado por no revelarlas por el momento “para no crear un efecto llamada”, ha concluido Francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *