Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

Detectan bacteria de difteria en 8 niños cercanos al contagiado de Girona

Pide a casas de 'colonias' y 'casals' de la zona exigir que los niños estén vacunados



image_print

Los técnicos de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat catalana han detectado la bacteria de la difteria en ocho niños vacunados cercanos al contagiado de seis años de Olot (Girona), que sigue estable pero muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Lo ha revelado este lunes en rueda de prensa el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, que ha destacado que los ocho niños “no han desarrollado la enfermedad gracias a que están vacunados” –a diferencia del afectado–, pero se les ha recluido en sus hogares para evitar que contagien al 3% de niños de la comarca de la Garrotxa que no lo están.

“Hemos hecho frotis en 57 niños cercanos al contagiado, y la bacteria está en ocho”, según Ruiz, que ha concretado que este lunes se ha empezado a administrar a este grupo un tratamiento con penicilina para eliminarles la difteria, que puede permanecer hasta medio año en el organismo.

Todos estos portadores del bacilo habían estado de ‘colonias’ con el menor contagiado la semana anterior a saberse que tenía difteria, juntos en “un espacio en que los niños tienen contactos especialmente cercanos, algo indispensable para la transmisión de la bacteria”.

Todavía se desconoce si alguno de estos niños contagió al pequeño o al revés, y “se sigue trabajando para detectar el foco, aunque es una labor difícil”, según Ruiz, que ha asegurado que este caso demuestra la importancia de las vacunas.

“Un niño vacunado es un niño protegido”, ha dicho, y ha añadido que se ha decidido recluir a los menores en sus hogares para preservar la salud de quienes no están inmunizados, porque los que sí que lo están no desarrollarán la enfermedad aunque se contagien.

El secretario de Salud Pública, Antoni Mateu, no ha descartado que puedan detectarse más portadores asintomáticos de la bacteria: “Ahora hemos ampliado la investigación a los contactos de estos ocho niños que tienen la bacteria”.

Para gestionar esta situación, Salud ha creado una comité de crisis que hará un seguimiento “exhaustivo” de la situación de los portadores, a quienes se hará controles de seguimiento en seis y ocho días para constatar que el tratamiento ha acabado con la bacteria.

UN 20% MÁS DE VACUNAS

Ruiz, que ha llamado a todos los padres a inmunizar a sus hijos según las recomendaciones sanitarias, ha celebrado que en la última semana se haya incrementado un 20% la vacunación en Olot.

Y ha concretado las tasas de vacunación de los pequeños de la zona: el 95% ha recibido la dosis de los dos, los cuatro y los seis meses; el 93%, la de los 18 meses; el 90%, la de los seis años; y el 80%, la de los 14 años.

“Ahora se acaba el colegio, y el ámbito de control pasa a los ‘casals’ y casas de ‘colonias’, ha advertido Ruiz, que ha pedido a los responsables de estos centros que exijan el calendario vacunal a todos los niños que quieran participar y que denieguen el acceso a los que no estén correctamente inmunizados.

Ha vuelto a apelar “a la responsabilidad de los antivacunas, que son los que difunden mensajes erróneos y confunden”, después de que los padres del pequeño ingresado hayan afirmado que se sienten engañados por estos grupos, que les convencieron de no inmunizar a su hijo.

El pequeño ingresó hace nueve días en el Vall d’Hebron, donde recibe un tratamiento antidiftérico que ha tenido que importarse desde Rusia, ya que en España no se producía ningún caso desde 1987 y en la mayoría de países europeos la enfermedad se creía erradicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *