Domingo, 28 Mayo, 2017

Desmantelan una banda dedicada al robo de almacenes y camiones con la detención de 16 personas

La Guardia Civil ha concluido la denominada 'operación Titas' con la que ha desmantelado una organización criminal dedicada al robo de almacenes de logística y de camiones estacionados en áreas de servicio de toda España, y a la posterior distribución de los objetos robados.



image_print

En esta operación agentes del Grupo de Investigación de la Guardia Civil de Pinos Puente (Granada) ha detenido a un total de 16 personas, 13 hombres y tres mujeres, de entre 25 y 58 años, como presuntas responsables de al menos nueve delitos de robo con fuerza en las cosas, pertenencia a banda criminal y receptación de objetos robados.

Los agentes han intervenido varios miles de euros y documentación con fechas y nombres de personas que en su día compraron objetos robados a esta banda criminal hoy desarticulada, además de tres turismos y tres furgones utilizados habitualmente en los robos, informa en una nota el Instituto Armado.

Los agentes también han recuperado ropa, calzado, bebidas alcohólicas, cajas de aceite, alimentos envasados, productos de droguería y electrodomésticos, entre los que destacan 21 televisores procedentes de un robo ocurrido en una área de servicio de la localidad de Écija (Sevilla).

Entre los productos recuperados también hay una importante partida de jamones ibéricos procedentes de un robo a gran escala perpetrado en la localidad de Caniles (Granada) el pasado mes de enero, en el que los ahora detenidos sustrajeron más de 600 jamones.

La operación se inició el 4 de febrero, cuando la Guardia Civil detuvo en Pinos Puente a dos hermanos, de 27 y 37 años, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas al haber sustraído 95 televisores del remolque de un camión que estaba estacionado en una área de servicio del término municipal de Écija.

En aquel robo se utilizó una furgoneta que la Guardia Civil localizó posteriormente el día 18 de febrero en Cijuela (Granada) cargada con mercancía robada en un almacén de logística de la localidad granadina de Baza dos días antes. A partir de este momento se pone en marcha la fase de explotación de esta operación y se suceden las detenciones.

Al día siguiente la Guardia Civil descubre en la localidad de Ambroz un supermercado que no está abierto al público, propiedad de una de las mujeres detenidas, que es donde finalmente acababan casi todos los productos robadas.

En este supermercado los detenidos guardaban desde las televisiones sustraídas en Écija hasta un cargamento de cinturones robados en un almacén de Madrid en 2003 a una conocida multinacional española de ropa. Este descubrimiento da idea del tiempo que llevan operando los integrantes de esta banda criminal.

MODUS OPERANDI

Los detenidos utilizaban los tres turismos y los tres furgones intervenidos para hacer seguimientos a los camiones que pretendían robar. Una vez que el camión paraba en un área de servicio, o directamente en el almacén, es cuando los detenidos se apoderaban de su carga, bien rompiendo el remolque, o bien forzando la entrada a dicho almacén.

Estos actuaban siempre de noche, usaban guantes y pasamontañas para no ser detectados, y además se servían de drogadictos para que fueran ellos quienes condujeran y dejaran sus huellas en los vehículos que utilizan.

Posteriormente transportaban en los furgones los productos sustraídos hasta un lugar seguro, antes de que finalmente acabaran en el supermercado de Ambroz, precedidos de uno de los turismos que les había la labor de coche lanzadera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *