Martes, 21 Agosto, 2018

            

Desmantelan un grupo criminal dedicado a la explotación sexual y al tráfico de drogas en un club de alterne de Granada

Se ofrecían sustancias estupefacientes tanto a las trabajadoras liberadas, seis mujeres naturales de Colombia y una de España, como a los clientes

Droga y dinero incautado | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos mujeres y un varón como presuntos autores de delitos de explotación sexual de mujeres y tráfico de sustancias estupefacientes. Han sido liberadas seis mujeres procedentes de Colombia y una de España que fueron captadas por la organización aprovechándose de sus necesidades económicas. Los agentes han practicado dos registros domiciliarios, uno en el piso del varón detenido que suministraba la droga y el otro en el club y se han intervenido numerosas dosis de cocaína y otras sustancias así como diversa documentación relativa a la contabilidad en relación con la explotación sexual y un casco manipulado para el transporte de las drogas.
Las investigaciones se iniciaron mediante una comunicación telemática vía email en la página web de la Policía Nacional www.policia.es.

Siete mujeres explotadas sexualmente

Los hechos se iniciaron con la comunicación telemática a la página www.policia.es en la que se informaba de la existencia de un piso en la ciudad de Granada en el que se estarían desarrollando actividades relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes.

Las investigaciones practicadas han llevado a los agentes hasta un club de alterne situado en una vivienda de la zona centro de Granada en el que se habían desarrollado distintos operativos policiales desde el año 2012 y sobre el que se obtuvieron nuevos indicios en relación con delitos de explotación sexual y el tráfico de estupefacientes.

La explotación sexual se producía en la casa destinada a ese fin y como alojamiento de las víctimas. Se les imponía por parte de la organización largas jornadas de trabajo sin condiciones higiénico sanitarias y estando obligadas a entregar a la propietaria un alto porcentaje del dinero obtenido por sus servicios.

Dentro del reparto de tareas del grupo figurarían las realizadas por la encargada de la casa, también detenida, dedicada a la organización de la actividad, al cobro de clientes y a facilitar la droga tanto a las trabajadoras como a los clientes.

Un casco manipulado para transportar la droga

Agentes de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial han llevado a cabo un registro domiciliario en el piso donde se almacenaba la droga situado en el centro de Granada y donde han detenido al varón. Para acceder al domicilio han tenido que utilizar la fuerza necesaria puesto que no franqueaba la entrada y a pesar de que ha intentado deshacerse de las sustancias estupefacientes arrojándolas por la ventana de un patio interior y por el inodoro, han interviniendo numerosas dosis de cocaína y algunas de marihuana y heroína, así como un casco de motocicleta que había sido previamente manipulado y contaba con un dispositivo para ocultar las sustancias estupefacientes en su interior y así evitar ser detectados por la policía en sus desplazamientos hasta locales de ocio del centro de la ciudad.

También han practicado otro registro en el club de alterne en el que han sido liberadas las siete trabajadoras que estaban siendo explotadas sexualmente, seis de ellas procedentes de Colombia y una española y donde han sido intervenidas sustancias estupefacientes y diversa documentación sobre la contabilidad de la actividad.

Los hechos han sido comunicados a la autoridad judicial que ha decretado el ingreso en prisión de los tres detenidos.

Servicio de Atención a las Víctimas: 900 10 50 90 y trata@policia.es

Para aquellos ciudadanos que quieran colaborar y denunciar hechos constitutivos de trata de seres humanos y explotación sexual, así como para víctimas que busquen ayuda, Policía Nacional cuenta con el teléfono 900 10 50 90, además del correo electrónico trata@policia.es. La denuncia es anónima y confidencial, sin que la llamada quede reflejada en la factura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.