Martes, 27 Junio, 2017

            

Desmantelan un activo y violento grupo criminal acusado de 57 robos en estancos y joyerías de Granada y Almería

En la operación se ha detenido a sus doce integrantes, entre ellos al jefe de la organización y a su lugarteniente

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Guardia Civil y Policía Nacional han desmantelado una “activa y violenta” banda criminal a la que se atribuye la comisión de, al menos, 57 robos en establecimientos comerciales de Granada, Almería y Murcia, y ha detenido a sus doce integrantes, entre ellos al jefe de la organización y a su lugarteniente, ambos con antecedentes penales por delitos contra el patrimonio.

La banda, asentada en la comarca del Poniente de la provincia de Almería y calificada como “muy peligrosa” por el subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, tenía como “única actividad” el robo, que focalizaba en estancos ubicados en zonas cercanas a las autovías A-7 y A-92 para facilitar la huida, aunque también habría protagonizado atracos en joyerías, comercios de ropa u ópticas.

“La actuación combinada de Guardia Civil y Policía Nacional, de la mano con sus conocimientos, paciencia, laboriosidad y avances tecnológicos ha dado lugar a que se ponga fin a una banda bastante violenta que estaba generando alarma social y mucha tensión en dos gremios como la tabacalera y la joyería”, ha trasladado García Lorca en rueda de prensa junto al Comisario Provincial, Adolfo Castaño.

Según los datos aportados por los investigadores, al grupo se le imputa, con “piezas de convicción”, la comisión de 57 robos entre el 21 de octubre de 2016 y el 9 de junio, fecha en la que se “precipitó” la fase de explotación de la operación ‘Robaudi-Baviera’, ya que este atraco perpetrado en Albuñol (Granada) dio lugar a las primeras detenciones en las que resultaron con lesiones algunos de los agentes que participaron en el dispositivo.

MODUS OPERANDI PECULIAR Y CLAVE

El “peculiar” ‘modus operandi’ usado por la banda ha sido “clave” para su desactivación, ya que, además de elegir los objetivos por su proximidad a la A-7 y a la A-92 para así agilizar la huida, utilizaban vehículos de “alta potencia” para, “con cuerdas, tirar las rejas o el vallado que protegía el acceso a los establecimientos en un muy corto periodo de tiempo, retirar la mercancía a sustraer y huir”. Algunas veces utilizaban también mazas para romper los cristales.

Otra de las características es que solían delinquir entre las 03,00 y las 05,00 horas y de domingo a jueves, ya que, según ha explicado el comisario provincial, “tenían una importante afición a la pesca y nos consta que han pasado largas temporadas en Rumanía practicándola”.

Sobre el uso de armas blancas o de fuego para perpetrar los robos, los investigadores han precisado que sólo se tiene constancia de que hicieran exhibición de una de estas últimas cuando fueron sorprendidos por los propietarios de uno de los establecimientos forzados ya que residían en la planta superior.

La banda contaba con un jefe y un lugarteniente, que se encargaban de seleccionar los objetivos y dar “el visto bueno” a los robos, y cinco ejecutores como autores materiales, que eran sus “sobrinos”. Los juzgados instructores de Roquetas de Mar y El Ejido han decretado para ellos siete prisión provisional, comunicada y sin fianza.

En un segundo escalón estaban las compañeras sentimentales de la cúpula y en un tercero, como receptores de los objetos robados, otros tres integrantes. Para estos cinco se ha acordado libertad con cargos.

MONTANTE ECONÓMICO DE LO SUSTRAÍDO

Los investigadores no han podido precisar, no obstante, el valor de lo robado y de lo que se ha podido recuperar, aunque sí han apuntado que el robo medio en un estanco eleva a entre 14.000 y 15.000 euros la cuantía económica de los sustraído.

“Además, hemos de tener en cuenta que el tabaco robado lo vendía a intermediarios que, a su vez, lo ponían a la venta en los canales de expendeduría”, han añadido para indicar que, en el caso de las joyerías, hay algunas que están pendientes aún de hacer la valoración económica.

En la operación, además de la detención de sus 12 miembros, todos de nacionalidad rumana a excepción de una de las mujeres, española, se ha esclarecido el robo de ocho vehículos.

Por otra parte, se han realizado un total de tres registros en domicilios y otros tres en establecimientos públicos, en concreto, un taller mecánico, una cafetería y un hostal, en los que se han recuperado numerosas prendas de ropa y joyas, así como material informático procedente de los delitos cometidos.

Durante la fase de explotación, que concluyó el pasado día 11, los investigadores sometieron a los componentes del grupo a un dispositivo de vigilancia que les permitió determinar que iban a perpetrar un robo en Albuñol.

En el municipio granadino se llevó a cabo la detención de cinco de los componentes, unas detenciones “complicadas” ya que tres de los detenidos intentaron huir, para lo que golpearon en repetidas ocasiones los vehículos oficiales que les impedían el paso.

Los agentes continuaron con las actuaciones y aceleraron los registros en los domicilios y locales relacionados con los detenidos, llevando a cabo el arresto del resto de los siete miembros de la organización criminal.

Las diligencias instruidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil, así como los detenidos han sido entregadas a los juzgados de primera instancia e instrucción de guardia de las localidades de El Ejido y Roquetas de Mar, así como al juzgado de instrucción de Almería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *