Domingo, 25 Junio, 2017

            

Desmantelada una tienda de ropa en Granada con más de tres mil productos falsificados

La Policía Local entró al establecimiento por su exagerado desorden | El negocio carecía de las licencias necesarias para abrir al público

Algunas de las prendas falsas que había en el establecimiento
Redacción GD


image_print

La Policía Local de Granada ha denunciado la existencia de un negocio ilegal con más de tres mil prendas de ropa y calzado falsificadas ubicado en la Calle Periodista Francisco Giles Jiménez, en Granada capital.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles entre las 12:20 horas y las 18:30 horas, según apuntan los agentes que intervinieron en la denuncia, a la que ha tenido acceso Granada Digital. Los dos agentes se encontraban realizando las patrullas habituales, cuando al pasar por la citada calle se percataron de un establecimiento comercial de ropa y zapatillas se encontraba “bastante desordenado”.

Así, ambos agentes decidieron entrar al interior del local para hablar con el propietario, M.H.P., que en todo momento colaboró con las peticiones de la Policía Local, según detalla la denuncia. Los agentes realizaron una inspección del local, y el propietario reconoce que no sabe nada sobre documentación ya que ese asunto lo lleva su gestor. De este modo, la Policía Local le informa de que puede incurrir en infracciones por no aportar la documentación necesaria, por lo que llamase a su gestor. El propietario realizó la llamada en se instante, manifestando a los agentes que solo tenía un contrato de arrendamiento del local y que carecía de los permisos necesarios para abrir el establecimiento.

Tras esto, la Policía Local solicitó al dueño los albaranes de compra de los productos, admitiendo este que no tiene facturas, que toda la mercancía que vende es falsa y que se la distribuyen diversos proveedores. Él paga en efectivo sin entregarle a cambio ningún tipo de comprobante de compra, prosigue explicando la denuncia. Asimismo, se le informa al dueño que está cometiendo un delito contra la Propiedad Industrial.

El propietario accede a hacer un inventario de todo el material que posee en dicho establecimiento y un local contiguo, contabilizándose más de tres mil productos entre calzado y prendas de ropa, reconocidas como falsas por M.H.P. Los agentes, tras esto, intervinieron el dinero que había en ese momento en la caja registradora por venta al público, una cantidad de 300 euros, informando al dueño que por lo ocurrido deberá comparecer si es requerido por la autoridad judicial, según finaliza la denuncia redactada por los agentes actuantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *