Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Descubren una ‘capa de invisibilidad’ del VIH

Nuevas oportunidades de tratamiento

E.P


image_print

Investigadores han descubierto una ‘capa de invisibilidad’ molecular que permite que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida se esconda dentro de las células del cuerpo sin que éste active los sistemas de defensa naturales. Su estudio, publicado en ‘Nature’. muestra cómo el “desvelamiento” del virus usando un fármaco experimental desencadena una respuesta inmune que impide que el virus se replique en las células cultivadas en el laboratorio, lo que podría conducir a nuevos tratamientos y mejorar las terapias existentes.

El sistema inmune innato es la primera línea de defensa del cuerpo contra la infección e incorpora un sistema de alarma presente en todas las células del cuerpo para detectar la presencia de material “exterior” de bacterias y virus invasores, de forma que cuando se dispara la alarma, la célula infectada comienza un programa antiviral y envía señales de advertencia para alertar a otras células de que el virus está presente. El VIH infecta las células vitales del sistema inmune por lo que su capacidad para replicarse sin ser detectado ni activar este sistema de alarma ha intrigado a los científicos desde su descubrimiento.

El equipo de este trabajo identificó dos moléculas dentro de las células huésped que son reclutadas por el VIH tras la infección que impiden al virus reproducir su material genético antes de tiempo. El efecto es proteger el virus del sistema de alarma y detener el sistema inmune innato para que no entre en acción.

En ausencia de estas moléculas, por agotamiento de las células infectadas o bloqueando su reclutamiento con un fármaco experimental, el VIH está expuesto al sistema de alarma y se activa una respuesta inmune contra el virus. Dirigirse a las moléculas de camuflaje y no al virus en sí mismo hace que sea mucho más difícil para el VIH mutar y volverse resistentes a este enfoque de tratamiento, un problema significativo con las terapias estándares para el VIH .

El profesor Greg Towers, investigador del University College London (UCL), en Reino Unido, y autor principal del estudio, resumió: “El VIH es muy hábil para esconderse de las defensas naturales de nuestro cuerpo, que es parte de la razón por la que el virus es tan peligroso. Ahora que hemos identificado la capa de invisibilidad del virus, hemos descubierto una debilidad que podría ser explotada para nuevos tratamientos contra el VIH”.

“Se necesita mucha más investigación, pero el potencial de este enfoque es enorme, no sólo como un posible tratamiento en sí mismo, sino como un complemento a las terapias existentes. Estamos también interesados en ver si el bloqueo de estas moléculas de camuflaje puede ayudar a aumentar la respuesta inmune a vacunas experimentales contra el VIH o usarse para proteger contra la transmisión del VIH”, añadió.

El fármaco experimental utilizado en el estudio se basa en la ciclosporina, una droga que se utiliza ampliamente para prevenir el rechazo de órganos en pacientes trasplantados debido a su capacidad de amortiguar la respuesta inmune. Se ha demostrado que las ciclosporinas bloquean la replicación del VIH y otros virus, pero no son adecuadas para el tratamiento de pacientes infectados debido a sus efectos negativos sobre el sistema inmune, por lo que el equipo utilizó una versión modificada del fármaco, que bloquea los efectos de las dos moléculas de camuflaje sin suprimir la actividad inmune.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *