Sábado, 21 enero, 2017

Descubren en Teruel una nutria de hace 9 millones de años

No era capaz de nadar

E.P.


image_print

La Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis ha presentado este miércoles el último hallazgo que se ha registrado en el yacimiento mioceno de La Roma 2, ubicado en el término municipal de Alfambra, en la provincia de Teruel. Se trata de una nutria terrestre de hace 9 millones de años que ha recibido el nombre de ‘Teruelictis riparius’.

Tal y como ha explicado el especialista en carnívoros del mioceno y trabajador de la Fundación, Manuel Salesa, “la peculiaridad es que en el mioceno medio todas las nutrias eran acuáticas, y en el mioceno superior aparece esta nutria terrestre, ya que carece de adaptaciones acuáticas”.

Salesa ha referido que con unos 80 centímetros de tamaño y entre 3 y 4 kilos de peso, esta nutria llevaría una dieta similar a la del resto de nutrias, pero no buscaba sus alimentos en el agua, sino en las riberas de los ríos”.

Entre los restos recuperados se encuentran el cráneo, la mandíbula, varios huesos de las patas e incluso el báculo, que es el hueso que poseen en el pene muchos grupos de mamíferos y que ha permitido saber que los restos corresponden a un macho. Pero lo más extraordinario es que Teruelictis, a pesar de ser una nutria, no poseía ninguna adaptación para desplazarse por el agua y su esqueleto es más parecido al de otros mustélidos como las martas, que al de las nutrias actuales.

El director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón y vicepresidente de la  Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Javier Callizo, ha subrayado la importancia de este tipo de hallazgos, ya que “están haciendo que el nombre de Teruel y la red de centros asociados a Dinópolis se vaya convirtiendo en una referencia mundial que permite poner en valor todos estos recursos paleontológicos”.

A esto ha añadido que “existe una retroalimentación entre los dos proyectos que forman Dinópolis, la parte dedicada a atraer a los visitantes y los trabajos paleontológicos, ya que el número de visitantes permite generar recursos para trabajar en la Fundación y estos trabajos dan rigor científico a la actividad turística”.

Los nuevos hallazgos se exponen temporalmente en la vitrina denominada ‘Museo Aragonés de Paleontología’ de Dinópolis, creada a principios de esta temporada para mostrar los resultados más recientes e impactantes de las investigaciones realizadas con los fósiles aragoneses.

Callizo ha adelantado que en el plazo de un mes se dará a conocer un nuevo hallazgo, a lo que el director de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Luis Alcalá, ha añadido que “la pretensión es que la gente que visite más de una vez al año las instalaciones, pueda contemplar novedades, además, en los siete meses escasos que lleva en funcionamiento esta vitrina se han expuesto cinco hallazgos, lo que dar una cierta exclusividad ya que se muestran en periodos cortos y el público encuentra novedades en cada visita”.

El último hallazgo aparece publicado en el número de octubre de la prestigiosa revista inglesa ‘Zoological Journal of the Linnean Society’ y lo firman Manuel Salesa, Mauricio Antón, Gema Siliceo, María Dolores Pesquero, Jorge Morales y Luis Alcalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *