Jueves, 30 Marzo, 2017

Descubren en Orce restos que ayudarán a comprender la vida de sus primeros pobladores

La campaña arqueopaleontológica que se ha desarrollado en Orce, en cuenca de Guadix-Baza de Granada, entre el 6 y el 30 de julio, bajo la dirección del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (Iphes), ha aportado 2.700 restos de fauna y 160 industrias líticas, que ayudarán a conocer cómo era la ecología de los primeros pobladores de Europa hace casi 1,5 millones de años

Imagen de las excavaciones | Foto: E.P.


image_print

Durante estos días se han excavado los yacimientos de Fuente Nueva 1, Venta Micena, Barranco León y Fuente Nueva 3, en el marco del proyecto de investigación ‘Presencia humana y contexto paleoecológico en la cuenca continental de Guadix-Baza. Estudio e interpretación a partir de los depósitos plio-pleistocenos de Orce’, aprobado y financiado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que codirigen Robert Sala, profesor en la Universidad Rovira i Virgili, y Bienvenido Martínez-Navarro, investigador del ICREA, ambos adscritos al Iphes.

Además, han participado de manera muy activa expertos de la Universidad de Granada, Málaga, Pablo Olavide de Sevilla, del Cenieh (Centro Nacional de Investigación Humana) de Burgos, y de otros centros extranjeros, informa el Iphes en una nota.

En el yacimiento de Fuente Nueva 1 se ha realizado un pequeño sondeo de 4 metros cuadrados, conocido en la literatura paleontológica desde 1987.

“Desgraciadamente su registro es todavía poco conocido, pero contiene una fauna muy rica de una cronología próxima a 2 millones de años, con gran cantidad de restos de gacelas (Gazella borbónica), antílopes con los cuernos espiralados (Gazellospira torticornis), ciervos, caballos (Equus stenonis), además de otros mamíferos y tortugas”, cuenta Bienvenido Martínez-Navarro. Se han extraído un total de 250 restos, de los cuales 39 son núcleos óseos (cuernos).

RESTOS DE ELEFANTES, RINOCERONTES Y BISONTES

En el corte IV de Venta Micena (1,5-1,6 millones de años) se ha continuado la excavación iniciada otros años con el objetivo de interpretar el modelo acumulativo de los restos ocasionado por los grandes hiénidos (Pachycrocuta brevirostris) y ampliar el registro faunístico.

Se han obtenido 1.300 restos fósiles correspondientes a elefantes (Mammuthus meridionalis), rinocerontes (Stephanorhinus hundsheimensis), bisontes y otros búfalos, ovibovinos (Soergelia minor y Praeovibos sp.), cabras, ciervos grandes y medianos (Praemegaceros verticornis y Metacervocerus rhenanus), y otros restos de carnívoros como tigres de dientes de sable (Homotherium latidens), hienas (Pachycrocuta brevirostris), osos (Ursus etruscus), licaones (Lycaon lycaonoides) y otros.

Los esfuerzos en Fuente Nueva 3 (1,3 millones de años) se han centrado alrededor de las defensas del mamut gigante, ya localizado en años anteriores, y se ha encontrado la mandíbula, además de algunos fragmentos correspondientes al cráneo.

También se han ampliado las cuadrículas del sector oriental, localizándose restos de hipopótamo y otros grandes mamíferos como bisontes, ciervos gigantes (Praemegaceros verticornis), o caballos (Equus altidens y Equus sussenbornensis).

En total se han contabilizado 700 restos faunísticos y 60 piezas líticas, especialmente lascas de sílex utilizadas para cortar y descuartizar los cadáveres de los animales allí depositados.

Barranco León (datado en 1,4 millones de años) se ha ampliado con la zona de excavación en el sector occidental, para conocer mejor el registro lítico y faunístico.

Se han registrado 450 restos de fauna, básicamente caballos e hipopótamos, y 100 piezas de industria lítica, sobre todo lascas y algunos percutores.

BALANCE DE LA CAMPAÑA

Con todo este relato de descubrimientos, Bienvenido Martínez-Navarro ha afirmado: “El balance de la campaña ha sido muy positivo, con hallazgos muy espectaculares a nivel de fósiles en todos los yacimientos, sobre todo en Fuente Nueva 1 y 3, y en Venta Micena, especialmente por su extraordinaria conservación como algunos fósiles”.

En este último caso ha destacado los restos de hienas, dos cuernas de ciervos gigantes, dos manos de licaones y otros, así como 39 núcleos óseos de Fuente Nueva 1, la mandíbula del mamut gigante mencionado y otros restos dentales y craneales de hipopótamo en Fuente Nueva 3, y muchas industrias líticas en Barranco León.

Para Martínez-Navarro, “estos hallazgos van a contribuir a rellenar el puzzle de los conocimientos sobre las faunas del Pleistoceno inferior en Orce y en toda Europa y a conocer mejor la ecología de los homínidos en cronologías próximas al millón y medio de años en nuestro continente”.

De otro lado, todos los sábados a lo largo de la campaña de excavación se han organizado jornadas de puertas abiertas.

Las han aprovechado un total de 300 personas procedentes de la propia localidad de Orce y de la comarca, de Granada, y de otros lugares de Andalucía, España y otros países europeos.

“Esta actividad ha resultado un verdadero éxito porque hemos recibido muchas visitas y porque los asistentes han mostrado mucho interés por los hallazgos científicos”.

El ritmo de trabajo en la campaña ha sido muy intenso, tanto en el campo como en el laboratorio, durante todos los días, sin ningún descanso y divididos en dos turnos de unos 12 días cada uno de ellos.

En total, han tomado parte unos 50 estudiantes, la mayoría andaluces procedentes de las universidades de Granada, Málaga, Cádiz y Pablo Olavide de Sevilla, además de otros alumnos del Grado de Antropología y Evolución Humana y del Máster Erasmus Mundus de Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona en los que participa el Iphes.

También han tomado parte estudiantes universitarios de Madrid, Asturias, Galicia, y extranjeros procedentes de Francia, Italia, Marruecos, Argelia, Túnez, Argentina, México y Eritrea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *