Sábado, 25 Marzo, 2017

Descubren el mecanismo cerebral que conecta el olfato con el apetito

El descubrimiento podría dar lugar a la generación de nuevos fármacos para el tratamiento de determinados trastornos de la alimentación



image_print

Un estudio en el que han colaborado investigadores de la UPV/EHU ha descubierto el mecanismo cerebral que conecta el olfato con el apetito. En concreto, es receptor denominadoCB1 del bulbo olfatorio el encargado de estimular la percepción olfativa en estados de ayuno.

Este estudio está codirigido por un investigador de la UPV/EHU Pedro Grandes y ha sido publicado este domingo en la revista Nature Neuroscience. El trabajo también muestra que estos receptorespodrían ser objetivo farmacológico para el tratamiento de trastornos alimenticios, como los que propician la obesidad o la anorexia.

Los investigadores destacan que es común que el estado interno del organismo afecte a la percepción sensorial, y, por tanto, provoque un determinado comportamiento. Uno de los ejemplos más conocidos de estos procesos es la capacidad del hambre de aumentar el olfato, para aumentar la búsqueda e ingesta de comida.

Sin embargo, hasta ahora se desconocía el mecanismo cerebralque gobierna la conexión entre el hambre, el olfato y la ingesta de comida. En este estudio llevado a cabo por un grupo internacional de investigadores, entre ellos, del departamento de Neurociencias de la UPV/EHU, ha desentrañado las claves de esta conexión.

Antes de la realización de este estudio, se sabía que el sistema cannabinoide estaba relacionado con estos fenómenos. “Es sabido que la abstinencia de comida, o el ayuno, aumenta el nivel de los cannabinoides endógenos en el cerebro de los mamíferos, y que el sistema cannabinode es un componente importante en la regulación del equilibrio energético”, explica Pedro Grandes, investigador del Departamento de Neurocienciencias de la UPV/EHU, y codirector del estudio junto con Giovanni Marsicano, investigador de la Universidad de Burdeos.

Según ha explicado, los cannabinoides endógenos son lípidos que se producen a demanda como consecuencia de la actividad neuronal, es decir, en situaciones en las que el sistema en concreto se activa.

Los investigadores que han realizado el presente estudio en ratones han descubierto el tipo de cannabinoide endógeno que participa en estos procesos, el lugar en el que actúa, y el efecto que desencadenan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *