Lunes, 16 Octubre, 2017

            

Desarticulada una peligrosa banda de atracadores con la detención de cuatro personas

Atracaban en establecimientos cercanos a sus domicilios y tras los robos se ocultaban en ellos, antes de que Guardia Civil o Policía Nacional pudiesen desplegar un dispositivo de búsqueda

Foto: Archivo


image_print

Un operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional ha permitido desarticular una peligrosa banda de atracadores que operaba desde julio en Granada capital y en pueblos de la zona sur del área metropolitana.

Han sido detenidas cuatro personas de entre 23 y 34 años, vecinos de Granada, Churriana de la Vega y Cenes de la Vega, como presuntos autores de 12 delitos de robo con violencia e intimidación, cuatro delitos de robo de uso de vehículo a motor, un delito de tenencia ilícita de armas y un delito de lesiones.

Los ahora detenidos siempre atracaban en establecimientos cercanos a sus domicilios y tras los robos se ocultaban rápidamente en ellos, antes de que Guardia Civil o Policía Nacional pudiesen desplegar un dispositivo de búsqueda.

Esta circunstancia, añadida al hecho de que los detenidos atracaban cubriendo su rostro completamente con cascos integrales de motocicleta para evitar su reconocimiento, ha supuesto una gran dificultad a los investigadores para culminar esta operación.

Este grupo criminal actuaba con gran violencia, llegando en uno de los atracos en un centro comercial a rociar al vigilante de seguridad con un espray de defensa que le ocasionó lesiones graves. De hecho, en un supermercado no dudaron en agredir a una niña.

Se han realizado tres registros domiciliarios en los que los agentes han recuperado la pistola utilizada en los atracos, cuatro cuchillos, los cascos integrales con los que ocultaban su rostro, la ropa utilizada y una motocicleta que también había sido usada en varios de ellos.

INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

Desde la comisión del primer atraco, los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han intercambiado información de manera fluida y antes del último robo ya tenían perfectamente identificados a los sospechosos.

Justo después del asalto a la tienda de ropa deportiva, los agentes averiguaron que el arma y la motocicleta utilizadas tras el último robo se ocultaban en el domicilio de uno de los sospechosos.

De esta forma, previamente autorizados por la autoridad judicial, el día 4 registraron dicho domicilio y encontraron la pistola oculta en el tambor de la lavadora, la motocicleta en el garaje, el espray y los cascos y la ropa que vestían los atracadores cuando asaltaron este último establecimiento.

Las investigaciones que han permitido desmantelar esta peligrosa banda de atracadores han sido realizadas por el Equipo de Delitos contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Granada y por el Grupo de Atracos de la Comisaría de Policía de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *