Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Desarticulada una organización criminal dedicada al tráfico clandestino de personas

En la denominada operación WENGER, han sido detenidas tres personas en Algeciras como presuntos responsables de una organización criminal dedicada al tráfico ilegal de inmigrantes

Fotografía de la barca donde viajaban algunos de los inmigrantes | Foto: Policía Nacional
Gabinete


image_print

En una operación conjunta entre las Unidades contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) de Granada y Algeciras (Cádiz), en colaboración con el equipo de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (FONTEX) destacado en el Campo de Gibraltar se ha desarrollado una investigación sobre una organización criminal dedicada al tráfico clandestino de inmigrantes y especialmente de menores de edad, en la que han sido detenidas tres personas de entre 18 y 26 años, como presuntos responsables.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de septiembre cuando el servicio de Salvamento Marítimo rescató una embarcación tipo  “toy” en la que viajaban a la deriva seis personas, todas de origen marroquí, cuatro de ellas menores de edad que fueron rescatadas y trasladadas a puerto y posteriormente a dependencias de la Policía Nacional de Algeciras.

Las investigaciones posteriores revelaron que estas seis personas habían pagado por el viaje unos cuatro mil euros cada una. Además la organización les había informado que realizarían el viaje en un barco de pesca y cuando estuvieran próximos a la costa española tendrían que terminarlo en pequeñas embarcaciones de juguete, las cuales ellos mismos tuvieron que hinchar y con las que resultaba difícil alcanzar la costa.

Uno de los detenidos llegó a colocar una navaja en el cuello a un menor.

Una semana después esta organización inició un nuevo viaje, esta vez con 27 marroquíes, 20 de ellos menores de edad, algunos de los cuales no habían satisfecho el total de los entre 3.000 y 4.000 euros exigidos individualmente por la travesía lo que motivó que uno de los miembros de la organización comenzara a agredir a uno de los menores al que llegó a colocar una navaja a pocos centímetros de su cuello provocando que entregara todo el dinero que poseía.

Debido al retraso que ocasionó este hecho, una patrullera de la Guardia Civil divisó la embarcación de pesca a la que consiguió interceptar, siendo entonces cuando los tres componentes de la organización se camuflan entre el pasaje, haciéndose pasar por inmigrantes y pasando desapercibidos por las autoridades. Posteriormente fueron trasladados a puerto y a dependencias de la Policía Nacional de Algeciras que realizó los trámites administrativos oportunos en materia de extranjería. Los menores extranjeros, considerados menores en desamparo fueron derivados a los centros de menores habilitados al efecto.

Una vez obtenidos indicios suficientes de responsabilidad, los tres individuos fueron detenidos y trasladados a la Comisaría de la Policía Nacional en Algeciras y posteriormente puestos a disposición de la autoridad judicial que decretó el ingreso en prisión de todos ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *