Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Desarticulada una organización acusada de estafar a cerca de 200 personas con falsas pólizas de seguro

La operación se inició en febrero cuando una vecina de Olivares-Moclín denunció en el Puesto de la Guardia Civil de Pinos Puente que había tenido un problema con su vehículo

Foto: Archivo


image_print

La Guardia Civil en el marco de la operación ‘Insurance’ ha detenido a dos personas en Granada y ha imputado a otras tres en Olivares-Moclín y Dúrcal como presuntas autoras de cerca de 200 estafas al vender falsos seguros de vehículos, hogar, decesos, vida y salud en toda España. El presunto cabecilla era un corredor de seguros que los vendía por debajo del precio de mercado y no daba de alta las pólizas en las compañías.

Según informa la Benemérita en un comunicado, hay al menos 194 personas estafadas y hasta el momento cinco comunidades de vecinos, que creyeron haber contratado un seguro en sus diversas modalidades y “en realidad se encontraron completamente desprotegidos” porque los detenidos supuestamente, tras cobrar a sus víctimas por los seguros contratados, no daban de alta ninguna póliza en compañía aseguradora alguna.

La operación se inició en febrero cuando una vecina de Olivares-Moclín denunció en el Puesto de la Guardia Civil de Pinos Puente que había tenido un problema con su vehículo y al solicitar la asistencia que supuestamente tenía contratada la compañía le pidió los datos de su póliza de seguro y esta había sido anulada por impago.

OFRECÍAN SEGUROS A BAJO COSTE

El presunto cabecilla de esta red realizaba principalmente el trabajo puerta a puerta y se hacía pasar por mediador de las principales compañías aseguradoras y ofertaba seguros de todo tipo a precios muy por debajo del precio de mercado, con lo que rápidamente se corrió la voz y los clientes se fueron multiplicando de manera exponencial tanto en Olivares como en Dúrcal y los pueblos cercanos.

El detenido presuntamente falsificaba la documentación de los seguros y cobraba en mano por contratar una o varias pólizas que posteriormente no daban de alta en ninguna compañía.

El detenido se valía de dos corredurías de seguros de Olivares-Moclín y de Dúrcal, a cuyos propietarios –los tres imputados– les pagaba a razón de 600 euros por cada once seguros contratados; y de una tercera correduría que él mismo regentaba en Granada, aunque documentalmente al frente de esta última estaba su hermano, también detenido.

Además este ofertaba estos seguros a través de una conocida página de internet, por lo que presuntamente han podido ser estafadas personas de toda España.

Para evitar ser descubierto, las pólizas contratadas por las víctimas tenían como dirección de contacto la del detenido y no la suya, por lo que los asegurados nunca conocen que carecen de seguro. De esta forma los requerimientos para que paguen le llegan a éste y no a las personas estafadas.

Cuando alguna de las personas estafadas tenía la necesidad de utilizar su póliza con motivo de un siniestro es cuando se veían privados de la asistencia o del amparo del seguro porque no están asegurados ni lo tenían contratado.

Han sido realizados tres registros, dos en las corredurías de seguros y en el domicilio del presunto cabecilla de esta red y los agentes han intervenido numerosos documentos que demuestran que al menos 194 personas han sido estafadas, aunque se sospecha que pueden ser muchas más.

Entre los documentos intervenidos se encuentran partes de accidente, requerimientos por impago, notificaciones de denuncias que no fueron recurridas, etc.

La operación ha sido llevada a cabo por los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Pinos-Puente (Granada).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *