Jueves, 25 Mayo, 2017

Desarticulada banda de presuntos estafadores que logró más de 30.000 euros de empresas de alimentación

Los detenidos supuestamente usurparon la identidad de al menos 13 personas en Granada

Material incautado
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha detenido a los cuatro presuntos integrantes de una banda, dos hombres y dos mujeres de entre 31 y 53 años y con antecedentes, acusados de estafar en Granada más de 30.000 euros a nueve empresas españolas dedicadas a la venta de productos de alimentación.

Los detenidos supuestamente usurparon la identidad de al menos 13 personas en Granada y con las identidades robadas los detenidos contrataron al menos seis líneas telefónicas y falsificaron sellos autoentintables a nombre de las víctimas.

Los detenidos utilizaron los teléfonos contratados para hacer los pedidos a las empresas a las que pretendían estafar; y los sellos autoentintables les han servido para firmar los albaranes de entrega al recibir la mercancía estafada, informa el Instituto Armado en una nota.

Para completar las estafas, los detenidos alquilaron sendas naves en dos polígonos industriales de Dúrcal y Albolote, a las que las empresas estafadas debían enviar la mercancía que estos les habían encargado. No obstante, los detenidos procuraban ir directamente a las empresas de transporte a recoger los pedidos.

La Guardia Civil comenzó a investigar a estos estafadores cuando una vecina de Ogíjares denunció que una empresa de Valladolid le reclamaba 5.000 euros por la compra de unas cestas de Navidad que ella no había realizado.

El Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Las Gabias fue el responsable de las pesquisas que siguieron a esta denuncia. Sus agentes consiguieron averiguar que a esta mujer le habían robado sus datos personales, habían contratado con ellos una línea telefónica y habían hecho pedido a su nombre las cestas de Navidad por las que le reclamaban los cinco mil euros.

Al investigar esta usurpación de identidad y la posterior estafa, la Guardia Civil averiguó que al menos había otras doce personas a las que habían usurpado su identidad y nueve empresas a las que habían estafado.

Las dos primeras detenciones se produjeron el pasado día 13 de enero en Armilla. Tras las detenciones la Guardia Civil realizó un registro domiciliario y encontró en la vivienda de uno de los detenidos documentación sobre los pedidos a las empresas estafadas, algunos de los productos estafados y cinco sellos de caucho autoentintables a nombre de las víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *