Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Derivados opciones binarias: el nuevo concepto que está arrasando en los negocios

Cada minuto se están produciendo cambios y modificaciones en el sector, exigiendo actuar con inteligencia y redefiniendo o mejorando las distintas estrategias empleadas

Foto: www.pixabay.com
www.pixabay.com


image_print

En el siempre dinámico mundo de las inversiones económicas internacionales existen constantemente nuevas posibilidades y estrategias para conseguir grandes resultados. A cada minuto se están produciendo cambios y modificaciones en el sector, exigiendo actuar con inteligencia y redefiniendo o mejorando las distintas estrategias empleadas. Desde el año 2008, gracias a la célebre aprobación y regulación del intercambio comercial  de la mano de la U.S Securities and Exchange Comission, conocida como SEC, surgió una nueva y tremendamente interesante alternativa: las opciones binarias.

Pero, ¿qué son exactamente las opciones binarias? Este tipo de inversión, muy habitual y popular en los días actuales, destaca por su gran maniobrabilidad, sencillez de uso y grandes resultados en beneficios para el inversor. Consiste, básicamente y como su nombre indica, en la elección entre dos posibilidades establecidas. Se les conoce como un tipo de los denominados derivados financieros, los cuales son instrumentos de inversión cuyo valor está basado en el precio de un activo diferente.

Esto es, su precio no viene determinado de manera directa; depende de otro activo, denominado activo subyacente (bonos, tipos de interés, materias primas, acciones de bolsa de valores). Si en el pasado, esta modalidad de operaciones estaba concebida mayoritariamente para inversores con elevados capitales y gigantescas empresas, lo cierto es que hoy en día cualquiera puede participar; en la actualidad, está al alcance de todos. El concepto se basa en el carácter predictivo de la operación. Al operar en opciones binarias, especulamos acerca de la posible subida o bajada del precio del activo que nos interesa (y existe una amplia gama que podemos elegir, como acciones de bolsa, monedas extranjeras o materias primas, entre otros) en un determinado periodo de tiempo.

Según el tipo de estrategia que nos hayamos propuesto realizar, convendrá aplicar una u otra metodología con respecto a este tiempo. Podemos fijarlo a 60 segundos si buscamos una estrategia más agresiva, o bien podemos elegir las opciones a largo plazo, donde habremos de esperar días, semanas o meses para visualizar los resultados de nuestra inversión y confirmar nuestras ganancias. Gracias a la enorme versatilidad que ofrecen este tipo de métodos, así como a la relativa sencillez a la hora de su manejo y la notable rentabilidad que se obtiene, han obtenido una espectacular popularidad en el sector. Dentro de sus muchas ventajas, merece destacar que el comercio de las opciones binarias está dispuesto de modo que no hay que preocuparse ni buscar comprador. Tienen ya un retorno fijo y una fecha preconfigurada, lo cual es lo único a lo que hay que prestar atención para obtener los beneficios.

Además, el horario en el que se puede comerciar con opciones binarias no está prácticamente limitado, debido a que la fluctuación de los activos subyacentes ocurre en todos los distintos horarios de los principales centros del planeta, las 24 horas del día. Y dado que su uso es sencillo, no se requiere mucha técnica para dominar esta metodología. Lo más importante a tener en cuenta es que el inversor elige cuándo, cómo y en qué condiciones procede. Existen numerosas posibilidades de maniobra y prácticamente basta con estar atento a las fluctuaciones del mercado y observar el precio de las materias primas en tiempo real para dar el paso y proceder a operar mediante opciones binarias. Aquí usted es el que decide cómo enfocar su estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *