Viernes, 14 de Diciembre de 2018

            

Denuncian una agresión a dos pediatras y a una enfermera en el Hospital Materno Infantil

Los profesionales fueron agredidos tras intentar salvar sin éxito la vida de un bebé que había nacido prematuro

Hospital Materno Infantil de Granada | Archivo GD
Gabinete | E.P.


image_print

Un nuevo episodio de agresión a tres profesionales sanitarios ha tenido lugar este martes en el Hospital Materno Infantil, según denuncia SATSE Granada en un comunicado. El sindicato relata que los hechos se han producido esta mañana cuando familiares de un paciente “han agredido a dos pediatras y a una enfermera, a los que ha agredido verbal y físicamente en varias ocasiones”.

“En el momento de los hechos se activó el botón anti-pánico, aunque hubo que esperar a que llegara la policía”, apostilla el sindicato.  Se puso en marcha el protocolo de agresiones, y a través del correo interno se ha dado parte a la unidad de riesgos laborales del Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada), que ha tomado todas las medidas legales que se derivan de la aplicación del protocolo en caso de agresión.

LA DIRECCIÓN DEL HOSPITAL TAMBIÉN MUESTRA SU CONDENA

Igualmente, la dirección del Hospital Universitario Virgen de las Nieves ha mostrado en un comunicado su más “rotunda condena” a la agresión sufrida por sus tres profesionales mientras desarrollaban su labor en el área de Neonatología del Hospital Materno Infantil.

Tras conocer la agresión, la dirección del centro ha activado el Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones del SAS que pone a disposición de sus profesionales asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico en caso de que lo demanden, y algunos de sus responsables se han entrevistado con los profesionales para interesarse por su estado y ofrecerle su apoyo personal, además del institucional.

El Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones fue impulsado en 2005 por la Consejería de Salud con el objetivo fundamental de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.

La Consejería ha recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene recogida en el Código Penal como delito de atentado contra la autoridad, y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre los 12 meses y los tres años de prisión.

LA MUERTE DE UN BEBÉ, EL DESENCADENANTE

El factor que habría provocado la agresión es, según El Confidencial, la muerte de un bebé que había nacido prematuro. Según indica el diario, el personal del hospital trató de salvar la vida del recién nacido sin éxito, lo que desencadenó que sus familiares se abalanzasen sobre los dos pediatras y la enfermera.

El Confidencial asegura que uno de los familiares profirió gritos de “me cargo a todo el que vaya de blanco”, lo que llevó al personal del centro a activar el botón antipánico. De este modo,  se puso en marcha el protocolo de seguridad para estos casos, que conllevaba el desplazamiento del departamento de seguridad del hospital.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.