Jueves, 30 Marzo, 2017

Denunciado por el uso de un arte de pesca sin autorización en la playa de La Rábita

La Guardia Civil, ya sea por mar o por tierra, vigila la costa granadina para detectar ilegalidades en tareas de pesca marítima con artes menores

Imagen de archivo de Guardia Civil
E.P.


image_print

La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Motril (Granada) ha intervenido un trasmallo en la playa de La Rábita y ha denunciado a un vecino de esa localidad por la utilización de un arte de pesca de uso profesional sin autorización.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota, el Seprona de Motril se encontraba en las inmediaciones de la playa de La Rábita y observó con unos prismáticos desde la costa que una persona que tripulaba una pequeña embarcación de recreo extraía del agua un arte de pesca que parecía un trasmallo.

Cuando esta embarcación llegó al embarcadero de la playa de La Rábita, los agentes del Seprona identificaron a su propietario, un vecino de esa localidad, y comprobaron que transportaba un trasmallo de unos 200 metros de longitud y que carecía de la correspondiente licencia para su uso.

Por este motivo se le intervino de forma cautelar y se le denunció por el uso de un arte de pesca sin autorización ante la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, por una supuesta infracción a la Ley 1/2002, de ordenación, fomento y control de pesca marítima, el marisqueo y la acuicultura marina.

La Guardia Civil, ya sea por mar con las patrulleras del Servicio Marítimo, o por tierra con las patrullas del Seprona, vigila la costa granadina para detectar ilegalidades en tareas de pesca marítima con artes menores.

Asimismo, ha intensificado estos servicios de vigilancia por el malestar que existe en ciertos colectivos de la costa, como pescadores profesionales o pescadores deportivos, por la utilización ilegal de trasmallos.

Esta actuación contra la pesca furtiva no ha sido, sin embargo, la única llevada a cabo por la Guardia Civil a lo largo de este año 2016.

El pasado mes de enero una patrulla del puesto de la Guardia Civil de Almuñécar localizó y retiró de las aguas de la playa de Velilla un trasmallo ilegal de 100 metros. Y en esa misma playa el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Motril localizó y retiró otro trasmallo de 200 metros.

Durante el año 2015 el Servicio Marítimo de Motril intervino 7 trasmallos (más de 600 metros) y denunció a un pescador furtivo por el uso ilegal de este arte de pesca. También intervinieron once alcatruces, dos nasas y denunciaron a 20 personas por carecer de licencia de pesca, a diez por pescar en el Paraje Natural de Maro-Cerro Gordo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *