Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Defensores del Río Castril denuncian “fraude de ley” en las obras del trasvase

Según Miguel Ortíz, presidente de la Plataforma de Defensa del Río Castril, el Plan Hidrológico del Guadalquivir daría "cobertura legal" a unas obras actualmente paralizadas y que dañaría un río de alto valor ecológico

Una representación de la plataforma de Defensa del Río Castril antes de hacer entrega de las alegaciones


image_print

Miembros de la Plataforma por la Defensa del Río Castril han presentado esta mañana alegaciones en la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir -CHG-, en un nuevo intento de detener la reactivación de las obras de trasvase hacia el embalse del Portillo de Baza, desde el cauce alto del río. Según Miguel Ortíz, presidente de la plataforma, es la tercera vez que denuncian “un claro fraude de ley” por el que el organismo de cuenca, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, trata de “saltarse una sentencia firme”.

Esta sentencia del Supremo de 25 de noviembre de 2009 decretaba la nulidad de pleno derecho del Real Decreto 1419/2005 de 25 de noviembre, “por el que se adoptaban medidas excepcionales para paliar la sequía en las cuencas de los ríos Guadiana, Guadalquivir y Ebro”, contemplando obras de aprovisionamiento de agua del río Castril. A pesar de la sentencia y según cuenta el responsable de la plataforma, las obras continuaron su curso hasta que se hizo solicitud de ejecución de sentencia, paralizándose hasta un estado de avance de las mismas en torno al 60%.

CUATRO ALEGACIONES FUNDAMENTALES

Sin embargo y según la plataforma, el 2º ciclo del Plan Hidrográfico del Guadalquivir contempla “dar cobertura legal” a la finalización de las obras, para lo cual presentan alrededor de seiscientas alegaciones individuales y cuatro colectivas. Estas últimas están destinadas, en primer lugar, en contra de la creación una reserva de agua potable del embalse del Portillo para Baza, porque “consideramos que no es necesaria puesto que Baza tiene el agua igual”.

En segundo lugar, contra el trasvase de agua desde el embalse del Negratín hacia la cuenca del Almanzora. Otra “muy importante” para la conservación de los caudales ecológicos o caudales mínimos de un río para soportar su flora y fauna. Miguel Ortíz cita como fuente al biólogo de la UGR, Javier Alba Tercedor, para alegar que el caudal ecológico mínimo del río es de 1.200 litros/segundo, mientras que el organismo de cuenca prevé en la redacción del 2º ciclo del Plan Hidrológico “380 litros por segundo y, en caso de sequía, 60”, con lo cual “el río Castril desaparecería”.

Ante las alegaciones, la CHG “hace caso omiso”. A pesar de las propuestas en la fase de redacción del Plan Hidrológico, a las que asistió la plataforma y en las que “recibimos buenas palabras”, luego “la realidad es distinta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *